Saltar al contenido

Animales alimentados al pasto; mejora la calidad de tu salud

18 abril, 2013
Tiempo de lectura aproximado: 7 min

Todas las grasas de las que nos alimentamos podría decirse que son una mezcla de los diferentes tipos: saturadas e insaturadas.
Las grasas no saturadas son las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Las grasas Omega-3 y Omega-6 son dos tipos de grasas poliinsaturadas, llamadas esenciales porque tenemos que obtenerlos de los alimentos ya que nuestro propio cuerpo no puede producirlas.

Sepámos un poquito más de ello.

Grasas buenas y grasas malas

Considerando que las proteínas celulares se determinan genéticamente, la composición de ácidos grasos poliinsaturados de todas las membranas celulares es en gran medida dependiente de la ingesta alimentaria.

Hay muchos tipos de grasas en el cuerpo. Algunas de las grasas más importantes se encuentran en la lista de compuestos que conforman las paredes celulares de todas las células del cuerpo.

Después de aislar estas grasas, se determinó que si la proporción de grasas omega-6/omega-3 excede el ratio 04:01, podría presentar problemas para la salud.
Esto es especialmente significativo, ya que el ganado alimentado con cereales puede tener proporciones que exceden el ratio 20:01, comparado con uno alimentado con pastos que se torna alrededor de 03:01.

Razones similares también se encuentran en todos los animales alimentados con cereales frente a los alimentado con pasto. No solo con el ganado.
Todos aquellos al pasto presentan valores más bajos en aquellas grasas que se han relacionado con patologías y enfermedades.

Si quieres leer una revisión de las grasas omega-3 http://www.greenmedinfo.com/substance/omega-3-fatty-acids (inglés)

¿Por qué son los ácidos grasos Omega-3 importantes para tu salud?

Son esenciales para el crecimiento normal, y además pueden desempeñar un papel importante en la prevención y el tratamiento de:

  • enfermedad de la arteria coronaria
  • hipertensión
  • artritis
  • cáncer
  • otros trastornos inflamatorios y autoinmunes

Recuerda, tu cuerpo de por sí no puede producir estas grasas, por lo que deberás obtenerlas de la alimentación. Son componentes muy importantes en la gran totalidad de nuestras membranas celulares. Considerando que las proteínas en la célula están determinadas genéticamente, las grasas no saturadas de todas las membranas celulares son determinadas en gran medida de lo que comemos.

Por lo tanto, necesitamos una cantidad suficiente de grasas omega-6 y omega-3 y mantenerlas equilibradas para nuestro desarrollo normal.

La dieta, ¿ha EVOLUCIONADO desde nuestros ancestros?

Existen muy buenos estudios que abarcan desde el Paleolítico hasta nuestros días, con referencias a la nutrición y a las poblaciones de cazadores-recolectores en la actualidad (si no conocéis a Staffan Lindeberg os recomiendo que leáis su libro)
Los seres humanos evolucionaron en una dieta que era mucho más baja en ácidos grasos saturados que la que vemos por todos lados hoy en día.
Además, su dieta contenía cantidades pequeñas pero más o menos iguales de ácidos grasos omega-6 y omega-3 con un ratio más óptimo que en la actualidad donde sin duda sobrepasamos con creces las cantidades de Omega-6.

Vegetales

En los últimos 100 años ha habido un cambio rápido y sin precedentes en nuestra dieta. Se desarrollo la moderna industria de aceite vegetal que se basa en aceite de semillas ricas en omega 6. La agricultura moderna incrementó la producción, haciendo hincapié en los cereales para el ganado doméstico, los cuales son ricos en grasas omega 6. Por lo tanto, las técnicas de gestión agrícola/industriales tan agresivas han reducido el contenido de grasas omega 3 en muchos alimentos. Los vegetales de hoja verde, carnes de animales, huevos, e ¡incluso peces!.

Este desequilibrio en los niveles de omega-6 exceden los niveles de omega-3 lo cual puede verse comparando las plantas silvestres que son comestibles y a los animales salvajes o las aves con productos de la agricultura moderna. Dichos productos de la agricultura actual tienen con frecuencia unos niveles muchísimo más bajos de omega 3.
Comparando esto y sabiendo que se estima que el hombre evolucionó con un ratio omega-6 y omega-3 relación 1:1 provenientes de de carne y verduras, vemos que en la actualidad no vamos por buen camino.

Por desgracia, las fuentes vegetales ahora tienen un ratio estimado entre 10:1 y 06:03. Y los aceites a base de carne, pescado, pollo, verduras, tiene una proporción estimada en 20/25:1.

Huevos

«Elige siempre huevos de producción ecológica o de gallinas camperas»

Los pollos que se alimentan de vegetales con alto contenido de grasas omega-3, además de insectos y un montón de hierba verde fresca, complementado con fruta fresca y seca, y pequeñas cantidades de maíz tienen una relación aproximada de 06:03 a 1:5, mientras que el huevo de supermercado tiene una relación de 20 a uno.

No voy a entrar en detalles sobre cómo se trata a las gallinas que son criadas para poner sus huevos y venderlos en el supermercado. No no lo haré porque a pesar de haber contribuído a intentar evitar esta masacre y está aberración para con estos pobres animales, he visto que la industria que vive por y para el dinero solamente se interesa de engrosar sus bolsillos, pasando por alto la calidad de vida de sus aves, jugando con su integridad, además de ofrecernos un producto generado desde el estrés vivido por estos animales y de poca calidad…

Más estudios

La Universidad de Dakota del Norte llevó a cabo un estudio sobre las diferencias nutricionales que existen entre bisontes alimentados al pasto y otros alimentados con cereales.
El pastoreo de bisonte resultó presentar proporciones de grasas omega-6 y omega-3 en un ratio de 4,0:1, y en el bisonte alimentado con cereales se pudo observar un asombroso ratio de 21:1. Brutal la diferencia.

Otros estudios adicionales muestran claramente que el ganado que es alimentado durante más tiempo con cereales presenta un grado mayor es el desequilibrio de ácidos grasos. Por ejemplo, después de 200 días de engorde a base de cereales, estos animales tienen ratios de omega-6 a omega-3 que superan el 20 a uno. Y esto es una barbaridad.

Con los datos científicos que se han publicado en relación a los ácidos grasos omega-6 y omega-3, debemos asumir que el ganado que es alimentado con pasto es muchísimo mejor para nuestra nutrición, que el alimentado con cereales.

Y como verdadera carne, es más natural, sin hormonas y sin haber sido alimentados con antibióticos durante la fase final de sus vidas. Lo cual solo se traduce en alimento saludable para nosotros.

Cuidado con el pescado

El pescado siempre es un tipo de comida más ligera que la carne vacuna, y como decíamos antes, también es una fuente de grasas omega-3, pero presenta un problema.
Casi todos los peces están contaminados con mercurio. Donde peor parece estar el asunto es en EEUU, donde se ha puesto tan mal la cosa que incluso el gobierno advierte a las mujeres embarazadas para que eviten su consumo.
Por España no llegamos a esos niveles (o al menos eso pensamos) pero lo cierto es que sin irnos muy lejos, en Galicia se encuentra un cementerio nuclear bajo el agua, nada alentador…

En resumen, elige alimentos REALES

Esto es cada vez más dificil de conseguir. Pero simplemente cuando cambiamos y pasamos a comer carne que ha sido alimentada al pasto, simplemente estamos volviendo a la dieta de nuestros ancestros, la que va más en sintonía con nuestro cuerpo y fisiología. Cada célula y cada sistema del organismo funcionará mucho mejor cuando nos alimentamos de la tierra y de animales criados libres y al pasto.

  • El ganado alimentado con pasto es más delgado que el alimentado con cereales (igual nos ocurre a nosotros… solo hay que pensar qué se le da a un cerdo para engordarlo… Sí, cereales. Entonces ¿por qué tomarte esas barritas de Special K? no tiene sentido…)
  • La cantidad de omega-3 que existe en la carne de los animales que pastan hierba es de 7% del contenido total de grasa, en comparación con el 1% del alimentado con cereales.
  • El alimentado con pastos tiene la proporción recomendada de ácidos grasos omega-6 y omega-3 (03:01).
  • El con pastos está repleto de minerales y vitaminas naturales, además de que es una gran fuente de CLA (ácido linoleico conjugado) una grasa que reduce el riesgo de cáncer, la obesidad, la diabetes, y una serie de trastornos del sistema inmune.

La carne de res, en su estado natural, alimentado con pasto ¡es un alimento de primera!.

¿Conoces comercios REALES?

Si tienes conocimiento real de granjas o comercios donde vendan este tipo de alimentos, por favor ponte en contacto conmigo. Desde PaleoSystem se está elaborando un mapa de España donde aparecerán los puntos y direcciones de aquellos lugares donde se ofrezcan ALIMENTOS REALES. Tu aporte será de gran ayuda. postmaster@paleosystem.es


Fuentes:
Cohen, MN (1989) Health and the Rise of Civilization, Yale University Press.
Solbrig (1994)So Shall You Reap, Island Press.
Stringer,C. (1996) African Exodus, Henry Hold and Company Inc.
Eaton, SB et al. (1997) "Paleolithic nutrition revisted: a twelve-year retrospective on its nature and implications." European Journal of Clinical Nutrition; 51:207-216.
Broadhurst, CL et al (1998) "Rift Valley lake fish and shellfish provided brain-specific nutrition for early homo." British Journal of Nutrition; 79:3-21.
Unpublished data from Cordain, L.
Cordain, L. (1999) "Cereal grains:Humanity's double-edged sword." World Rev Nutr Diet; 84:20-73.
Cohen, MN (1987) "The significance of long-term changes in human diet and food economy." Food and Evolution. Toward a Theory of Human Food Habits. pp 261-283. University Press.
Cassidy, CM (1980) "Nutrition and health in agriculturalist and hunter-gathers: a case study of two prehistoric populations." Food and Evolution. Toward a Theory of Human Food Habits. pp 117-145. Redgrave Publishing Company.
Diamond, L (1992) The Third Chimpanzee: The Evolution and Future of The Human Animal. pp 180-191. Harper Collins.
Eaton, SB et al. (1985) "Paleolithic Nutrition, a consideration of its nature and current implications." N Engl J Med; 312:283-289.
Salmeron, J et al. (1997) "Dietary fiber, glycemic load, and risk of non-insulin-dependent diabetes mellitus in women." JAMA; 277:472-477.
Grundy, S (1999) "The Optimal ratio of fat-to carbohydrate in the diet." Annual Review of Nutrition; 19:325-341.
Reaven, G (1995) "Pathophysiology of Insulin resistance in human disease." Physiological Reviews; 3:473-484.
Rasmussen, OW et al. (1993) "Effects on blood pressure, glucose and lipid levels of a high-monounsaturated fat diet compared with a high-carbohydrate diet in NIDDM subjects." Diabetes Care; 16:1565-1571.
Crayhon R (1998) The Carnitine Miracle pp. 34-35 M. Evans and Company, Inc.
Colagiuri S et al. (1997) "The Metabolic Syndrome: From inherited Survival Trait to a health care Problem." Experimental and Clinical Endocrinology and Diabetes; 105 suppl 2: 54-60.
Eaton SB et al. (1988) "Stone Agers in the Fast Lane: Chronic Degenerative diseases in Evolutionary Perspective." The American Journal of Medicine; 84:739-749.
Price WA (1939) Nutrition and Physical Degeneration (6th edition). pp. 59-72. Keats Publishing, Inc.
Lieb CW (1929) "The effects on human beings of a twelve month exclusive meat diet." JAMA; 93:20-22.
Stryer L (1995) Biochemistry (4th edition) pp. 775-778. WH Freeman and Company.
Stanley S (1998) Children of the Ice Age pp. 188-248. WH Freeman and Company.
Carroll J et al. (1998) "The ketogenic diet: a practical guide for caregivers." J AM Diet Assoc; 98:316-321.
Atkins R (1992) Dr. Atkin's New Diet Revolution pp. 280-281. Avon Books.
Ravnskov, U (1998) "The Questionable Role of Saturated and Polyunsaturated Fatty Acids in Cardiovascular Disease." J Clin Epidemiol; 51(6) :443-460.
De Lorgeril, M et al. (1990) " Effect of a Mediterranean Type of diet on the Rate of cardiovascular Complications in Patients with coronary artery disease." JACC ; 28(5):1103-1108.
DeLoreril, M et al. (1994) "Mediterranean alphja-linolenic acid-rich diet in secondary prevention of coronary heart disease." LANCET; 343:1454-1459.
Pond, C (1998) The Fats of Life. pp 289-293. Cambridge University Press.
Eaton, SB et al. (1988) The Paleolithic Prescription. Harper and Row Press.
Brouwer, BAJ et al. (1998) "Alpha-linolenic Acid does not augment long-chanin polyunsaturated fatty acid omega-3 status." Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids; 59(5):329-334.
Yam, D et al. (1996) "Diet and Disease - The Israeli Paradox: Possible dangers of a High Omega-6 poly unsaturated fatty acid diet." Isr. J Med Sci; 32:1134-1143.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies