Saltar al contenido

Bocaditos de Pescado

29 octubre, 2013
Tiempo de lectura aproximado: 3 min

bocaditos de pescadoReceta de pescado.
Es un poco más elaborada, pero realmente no requiere de mucho tiempo. Es importante que leáis bien que esta receta contiene patatas.

Es una inspiración de la cocina sueca, llevada a la paleo, que espero os guste tanto como a mi.

Puedes emplear cualquier pescado que te guste, pero si eres una persona que no siente mucha pasión por los bichos de mar, puedes disminuir la cantidad del pescado y así no tendrás un sabor tan acentuado.
Otra recomendación es echar un chorrito de jugo de limón fresco, así te ayudará a disminuir su sabor además de aportar al plato los beneficios de este cítrico.

También puedes elaborar una mayonesa casera para comer con los pastelitos de pescado. ¡Delicioso!

IMPORTANTE:
Esta receta incluye patatas (papas).

Sabemos que las patatas tienen mala fama debido a su contenido en saponinas, principalmente en la cáscara o piel, pero pelándolas solucionaremos esta parte.
Las patatas previamente peladas no suponen problemas digestivos en las personas sanas, pero si tienes una reacción a la familia de las solanáceas sería mejor que evitases comerlas.

Son una buena fuente de potasio, vitamina C, vitamina B6 y magnesio, además tiene otra peculiaridad, a las personas sensibles a los azúcares (como es mi caso) debido a su almidón, nos resultan más seguras que las frutas ya que digerimos su glucosa. Sin embargo, en el caso de la fruta, ingerimos glucosa además de fructosa.

Ya sé que la comunidad Paleo tiene un fuerte sesgo contra aquellos alimentos con almidón, concretamente con las patatas. Pero hay que tener en cuenta que muchos autores y recomendaciones están hechas bajo conceptos erróneos. No todos los carbohidratos son malos, y se está trabajando para hacer cambiar esta visión oscura sobre ellos. Os recomiendo conocer el trabajo de Maelán Fontes y Staffan Lindenberg.

Los carbohidratos no son el enemigo, pero sí su exceso de carbohidratos tóxicos (cereales, legumbres). En este caso el almidón es mucho más seguro que la fruta como comentaba antes.

Además, las patatas han formado parte en la dieta de muchas culturas, manteniéndolos sanos durante muchas generaciones. Así que si eres una persona sana, y sobretodo si eres deportista, puedes añadirla a tu alimentación paleo sin ningún remordimiento.
Pero si tu metabolismo está inestable, o muy bajo, deberías limitar los alimentos con almidón. Una vez repares tu metabolismo, puedes volver a introducir este tipo de hidratos paulatinamente.

Ingredientes:
– un poco de aceite para cocinar (de coco)
– 12 oz (3/4 lb) de filetes de lenguado fresco;
– 4 patatas grandes para hornear, ya peladas;
– 2 huevos;
– 1 cucharada de mostaza de Dijon o hecha en casa;
– 2 cebollas verdes, picadas;
– pimienta negra recién molida al gusto;

Raciones
3 ó 4 cavernícolas
Tiempo
20min

Preparación

Añade las patatas a una olla de agua hirviendo y cuécelas hasta que se queden bastante suaves.
Sazona los filetes de lenguado con la pimienta al gusto.
Cubre una sartén caliente con aceite y ponla a fuego medio. Añade los filetes y cocínalos por cada lado hasta que estén dorados y bien cocidos.

Este proceso sólo durará unos minutos. No importa si los filetes se rompen durante el proceso de cocción.
Una vez que las patatas estén bien cocidas, escurrir el agua. En un tazón grande añadir los filetes y las patatas y romper el pescado con un tenedor mientras se mezcla con las patatas.
Una vez hecho, mezclar los huevos, la mostaza y la cebolla con las patatas y el pescado.

Una vez tenemos la mezcla, le daremos la forma de varias empanadas/pasteles o «nuggets»(como queráis llamarlos) algo gruesos (la cantidad de pastelitos dependerá del tamaño que elijas para hacerlos). Podéis darle la forma que queráis, más planas o más redondeadas. En cubitos, o como pequeñas pelotas. ¡Creatividad en la cocina! Mi consejo es no hacerlos muy grandes para que puedan hacerse bien.

En una sartén caliente, pon aceite suficiente para cocinar e intentar cubrir la parte inferior de la sartén. Yo no soy muy partidaria de llenar de aceite cuando cocinamos, así que en mis recetas incluyo como mucho 3 cucharadas de aceite.
Agrega las pastelitos a la sartén caliente y cocina por todos lados hasta que veas que están crujientes y dorados.

Una vez estén hechas, puedes ponerlas en una fuente a la que previamente les has colocado servilletas de papel, para que absorban el aceite sobrante antes de servirlas.

Para hacer este plato más completo, puedes hacer como guarnición un mix de verduras variadas a la plancha.
¡A disfrutar!

Bocaditos de Pescado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies