cera-aceites-unguentos-caseros

Cómo hacer ungüentos con aceites esenciales y cera de abeja

Lo cierto es que nunca he sido de ponerme ni cremas ni geles en la piel (ni el cabello). Soy muy básica… tal vez demasiado.
Pero sé que para según qué ocasiones un ungüento puede venir muy bien.

Cera de abeja

Como siempre he sido muy delicada para la piel (no me puedo poner cualquier cosa, enseguida noto los químicos) supongo que ha sido un gran motivo por el cual nunca me he decantado por emplear estos productos que comercializan y tanto usan muchas mujeres, y cada vez más hombres.

Más bien las cremas las puedo emplear para dolencias o para aliviar algún síntoma, ya que al mezclarlo con las esencias naturales se logra paliar un poco algún dolor, etc.

Para crear nuestro propio ungüento casero, con los aceites esenciales que más nos gusten, podemos seguir estos sencillos pasos:

Ungüentos de aceites esenciales con base de cera de abeja y aceite vegetal

Ungüento de cera de abeja natural y aceites esenciales

Ingrecientes:
– cera de abeja
– aceite vegetal (coco o almendra)
– aceite de esencial
– un bol de vidrio
– una fuente
– frascos de ungüento de vidrio
– una paleta o cuchara de madera

Raciones
Las que quieras
Tiempo
35min

Preparación

En un bol de cristal (previamente bien limpio y seco) vertemos aproximadamente entre 20 y 30 gr de cera de abejas y 1/2 taza de aceite. Lo colocamos sobre una fuente con agua para cocerlo a fuego lento. También puedes emplear un caldero más grande para que lo contenga, tipo al baño María. Lo tendremos calentando de esta forma hasta que la cera se derrita.

Ahora revolvemos con una paleta o cuchara de madera hasta que quede fría y se endurezca.
Después revolvemos en los aceites esenciales. Importante, emplear de 20 a 30 gotas del aceite esencial que quieras, NO MÁS. Si tu piel es sensible, entonces usa solamente 10 gotas.

Ahora pasaremos la mezcla dentro de los frascos de cristal para el ungüento, ayudándonos con la cuchara.

Deja que se enfríe completamente y cierralos bien. Si es herméticamente, mejor.

Los almacenaremos en un sitio más bien frío y seco.

¡No olvides etiquetar tus frascos con los contenidos y la fecha de elaboración! Si han pasado ya 3 meses no los emplees.

Si lo guardas en varios botes pequeños en vez de en uno más grande, evitarás que se echen a perder antes.

Ungüentos

  • Puedes tenerlos hasta un máximo de 3 meses, luego debes desecharlos.
  • Prueba siempre los aceites esenciales antes de su uso, así te evitarás reacciones alérgicas. Son aceites naturales pero muy potentes y no a todo el mundo le sienta bien la misma esencia.
  • Si notas que tu ungüento es demasiado suave, entonces caliéntalo de nuevo y añade un poco más de cera de abeja.
  • Si por el contrario lo notas muy fuerte, caliéntalo otra vez y añade un poquito de aceite (pequeña cantidad) hasta que veas que está como te gusta.

Qué tipo de ungüento podemos preparar

Como hay tanta variedad con los aceites esenciales, pondré un ejemplo que puede venir bien a la mayoría.

Aceite esencial para dormir mejor.
Nos ayuda a conciliar el sueño la mezcla de 3 gotas de aceite esencial de naranja + 3 gotas de aceite esencial de lavanda. Si además tienes problemas para respirar (congestión, etc…) podemos agregar 3 gotitas de aceite esencial de eucalipto.

Si conocéis otros ungüentos naturales, ¡compartíd!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR