Conservar alimentos

Conservación de los alimentos


Es necesario tener claro el tiempo de conservación de los alimentos que disponemos en casa.
Las intoxicaciones alimenticias y enfermedades gastrointestinales son algo que podemos evitar si somos responsables. Los microorganismos patógenos (que producen enfermedad) se reproducen fácilmente en una temperatura templada y son este tipo de situaciones las que podemos evitar.

Veremos la forma de mantener un correcto mantenimiento de tu despensa, indicaciones de la temperatura ideal en tu frigorífico, y pequeños tips sobre cómo descongelar, mantener limpios los utensilios así como una tabla de duración de nuestros alimentos más comunes en la dieta al estilo PaleoSystem.


¿Cuánto dura cada alimento?
Tips importantes
Nevera y despensa
¿Cómo conservar las verduras y las frutas?
Conservación de Verduras
Conservación de Frutas
Otros alimentos
Cómo congelar verduras
Cómo congelar frutas
Cómo congelar carne
Cómo congelar pescado


¿Cuánto dura cada alimento?

FrigoríficoCongelador
Filetes de ternera2-4 días6-12 meses
Pollo o pavo1-2 días<=12 meses
Chuletas de cerdo2-4 días4-6 meses
Carne picada1-2 días3-4 meses
Salchichas frescas1-2 días1-2 meses
Lata de salchichas (abierta)<=1 semanaNo
Fiambre y embutidos3-6 días1-2 meses
Huevos<=3 semanasNo
Yema o clara de huevo2-4 días<= 12 meses
Mayonesa (tarro abierto)<=1 mesNo
Alimentos ultracongeladosNo*
Platos preparados2-4 días3-4 meses
Salsas y caldo de carne2-3 días2-3 meses
Sopas2-4 días2-3 meses
Pescado blanco1-2 días6 meses
Pescado azul1-2 días< =3 meses

 

Tips importantes:

Descongelar a bajas temperaturas es mejor que hacerlo a temperatura ambiente porque previene intoxicaciones e infecciones alimentarias, ya que es más fácil el desarrollo de algunas bacterias a temperatura ambiente. Es importante que una vez descongelado el alimento se consuma o se cocine inmediatamente.

– La congelación de los alimentos tiene un efecto bacterioestático importante pero su efecto bactericida es mucho menor. En otras palabras, el proceso de congelación no destruye la mayor parte de los microorganismos presentes en los alimentos, sino que únicamente impide su desarrollo.

Cocinar bien los alimentos como la carne, aves, o pescado destruye la mayor parte de las bacterias y los parásitos. Algunas toxinas resisten el proceso de preparación de alimentos, pero no cabe duda de que es una medida de prevención importante para protegernos de las intoxicaciones y las infecciones alimentarias.

– La preparación en los alimentos destruye la mayor parte de las bacterias y los parásitos, pero no cabe duda de que se pueden contaminar otra vez. Además, hay que tener en cuenta que cocinar los alimentos no destruye las esporas microbianas y los microorganismos provenientes de dichas esporas podrían desarrollarse otra vez con facilidad a temperatura ambiente, por esto si has cocinado y te ha sobrado comida guardala siempre en el frigorífico.

– Es importante limpiar las superficies y los utensilios de cocina para prevenir la contaminación cruzada (por ejemplo, cuando cortamos carne con el mismo cuchillo o en la misma tabla que alimentos que vamos a consumir crudos, como verduras u hortalizas). Hacerlo únicamente con agua no basta, ya que no se eliminarían las bacterias.

Nevera y despensa

Después de la compra, al llegar a casa guarda los alimentos frescos que lo requieran en el frigorífico (ojo, no todos deben guardarse en frio), la temperatura ideal es a 3ºC. Muchas neveras se mantienen a temperaturas demasiado elevadas, como 10ºC.

¡Truco práctico!

Si tienes una nevera en la que no aparce la temperatura a la que mantienes tus alimentos, introduce en ella una vaso con agua y con un termómetro dentro.

Procura colocar en la despensa los alimentos más antiguos en las primeras filas y los nuevos detrás.

Debes lavar bien las verduras y hortalizas que vayas a comer crudas. Y si vas a compartir alimentos crudos con alimentos cocinados no los juntes hastas que no vayas a consumirlos.

Lávate bien las manos antes de manipular los alimentos y vuelve a hacerlo cada vez que dejes un alimento para ponerse con otro distinto.

Cuidado con la fecha de caducidad o de consumo preferente, no siempre un alimento que está en mal estado parece deteriorado o dispone de mal color/olor.

Cuando compres productos refrigerados, fíjate en la temperatura del expositor, pues a veces está por encima de lo recomendado: no debería superar los 7 u 8°C para la mayoría de los alimentos y de 2 a 4°C para los productos muy sensibles, como las carnes picadas.

Guarda la comida bien tapada, para evitar que se manche el interior de la nevera y que se toquen los alimentos entre sí.

¿Cómo conservar las verduras y las frutas?

Los envoltorios con los que te venden las frutas en la frutería, o las bandejas y bolsas, no son siempre el mejor método de conservación de frutas y verduras. Por esto es mejor que emplees tus propias bolsas, o papeles y que sean perforados para dejar ‘respirar’ a los alimentos (se puede hacer fácilmente con un perforador de papel)

Si hemos comprado mucha verdura y no tenemos suficiente espacio para guardarlas, podemos limpiarlas y precocinarlas al vapor, o con agua hirviendo (o en el microondas, a quien le guste emplearlo). Así reducidían considerablemente su tamaño.

Debemos fijarnos en cómo las agrupamos, ya que no todas las verduras se pueden poner juntas, al igual que ocurre con las frutas.
Por ejemplo: las cebollas estropean a las patatas cuando están en contacto entre sí porque éstas absorberán la hidratación de las cebollas, y las manzanas y otras frutas, producen gas etileno el cual hace que las frutas y verduras maduren más rápidamente y se estropeen antes.

Si vas a cortar lechuga u otras verduras de hoja, es mejor que lo hagas con las manos. Evita emplear el cuchillo porque éstas se oxidan y oscurecen.
Si te ha sobrado, puedes conservarla mejor en una servilleta de tela húmeda y meterla en la nevera. El mismo método para el perejil.

Truco: Si se te ha marchitado la lechuga, ¡todavía hay esperanza! existe la manera de revivirla. Sumergirla rápidamente en agua caliente, después enjuagarla con agua helada con un poco de sal, sacudirla y ponerla en la nevera durante 1 hora.

La coliflor puede durar unos 6 días aproximadamente en refrigeración. Tenemos que colocarla dentro de una bolsa de plástico, con el tallo mirando hacia arriba. Cerramos la bolsa y le hacemos unos agujeros para que el aire circule dentro.

Conservación de Verduras

BolsaperforadaambienteLugarfrescoLugarsecoLugaroscuroSitiofríoNeveraLugarVentiladoRecip.cerradoRecip.agua fríaFilm
Acelgas
Ajo fresco
Ajo pelado/cortado
Alcachofas
Apio
Berenjena
BoniatoBatata
Brócoli
Calabaza entera
Calabaza cortada
Cebollaentera
Cebolla cortada
Cebolletas
Coles de bruselas
Col
Coliflor
Colinabo
Espárragos
Espinacas
Hinojo
Lechuga
Nabos
Patatas
Pepinos
Pimientos enteros
Pimientos cortados
Puerros
Rabanitos
Remolacha
Repollo
Rúcula
Tomates
Zanahorias
BolsaperforadaambienteLugarfrescoLugarsecoLugaroscuroSitiofríoNeveraLugarVentiladoRecip.cerradoRecip.agua fríaFilm

 

Conservación de las Frutas

BolsaperforadaambienteLugarfrescoLugarsecoLugaroscuroSitiofríoNeveraLugarVentiladoRecip.cerradoRecip.agua fríaFilm
Aguacate maduro
Arándanos
Caquis maduros
Fresas y Fresones
Frutas con hueso
(melocotón, ciruela, etc)
Granadas
Higos
Kiwis
Limón y Lima
Mangos
Manzanas
Naranjas, Mandarinas
Naranjas, Mandarinas cortadas
Melón
Melón cortado
Peras
Plátanos
Uvas
BolsaperforadaambienteLugarfrescoLugarsecoLugaroscuroSitiofríoNeveraLugarVentiladoRecip.cerradoRecip.agua fríaFilm

 

Otros alimentos

Especias
Si las compras frescas, quítales la cuerda o la goma que las una, y luego lávalas, córtalas y elimina las partes inferiores. Mete las especias en agua. Las puedes cubrir con una bolsa de plástico y dejarlas en la nevera.

Champiñones/setas
Mételos con cuidado en una bolsa de papel en la nevera.

Nueces
En un lugar fresco y seco, pueden estar dentro de una malla o caja. Mejor no las metas en la nevera, estarían demasiado húmedas. Si están peladas las puedes congelar.

Cómo congelar verduras

Congela las más jóvenes y tiernas siempre que sea posible.

Cómo hacerlo
1. Lava bien las verduras y quita toda la suciedad
2. Pélalas y elimina hojas, tallos y raíces
3. Córtalas en trozos


Blanquear

Hay verduras que contienen enzimas que les quitan el color y sabor cuando a la hora de congelarlas. Para evitar esto podemos Blanquear las verduras. Consiste en ponerlas unos segundos en agua hirviendo, de esta forma se evita que las enzimas actuen.

Proceso para blanquear verduras:
Hay que poner una cacerola con agua hirviendo al lado de un bol con agua helada.
Pon unas pocas verduras en el agua hirviendo unos minutos, hazlo con una espumadera para no quemarte. Después pásalas al agua helada (esto evita que sigua la cocción). Luego sécalas y apártalas. Continúa con el mismo proceso para el resto de verduras.

Pero no todas las verduras necesitan el mismo tiempo para blanquearlas:

Berenjena: lavar, pelar y cortar en rodajas o lonchas gruesas. Blanquéala 4 minutos, con zumo de limón, preferentemente, o 1 cucharada de ácido cítrico.
Broccoli: lavar, quitar las hojas, cortar en trozos y blanquear 3 minutos.
Champiñones y setas: Quitar la base y toda la tierra, lavar bien, secar con papel de cocina. Para congelar no es necesario blanquearlos.
Coles de Bruselas: Lavar, quitar las hojas exteriores y blanquear 4 – 5 minutos.
Coliflor: Quitar las hojas, dividir en ramilletes y blanquear 6 minutos, con 1 cucharadita de vinagre en el agua.
Espárragos: Lavar y agrupar por tamaños. Cortar los tallos más duros. Blanquear 2-3 minutos.
Especias: Lavar, quitar las hojas que estén feas. No hace falta blanquearlas menos la albahaca, que necesita 1 minuto. Se pueden congelar las especias en una bandeja o también en papel de horno.
Remolacha: Cocerla 30 minutos antes de congelarla. Se congela previamente cortada en rodajas o en dados.
Repollo: Lavar, quitar las hojas exteriores. Si se pica o corta en trozos pequeños sólo será necesario 1 minuto. Las hojas enteras necesitan 3-4 minutos.
Zanahorias: Lavar, pelar y cortar los extremos. Se pueden cortar como más te guste y blanquéalas 2 minutos si son pequeñas. Si su tamaño es grande, 5 minutos.

Cuando estén todas las verduras blanqueadas y frías, hay que meterlas en un tupperwarep or ejemplo, o en bolsas de congelación.
Es importante escribir en el recipiente donde las guardes la fecha en las que las cogelas. Ten en cuenta que pueden durar entre 3 y 6 meses en tu congelador.

Cuando vayas a consumirlas es igual que con las frescas. No es necesario que las descongeles previamente cuando vayas a cocinarlas.
Si lo que quieres es hervir verduras congeladas puedes usar media taza de agua por cada 2 tazas de verduras. Congeladas puedes hacerlas también al horno o al vapor (o al microondas, si te gusta emplearlo).

Cómo congelar frutas

No todas las frutas pueden congelarse de la misma forma.

Frutos del bosque como moras, fresas y frambuesas: Congelarlas recién compradas.
Manzanas, melocotones y ciruelas: Antes de congelarlas, espera unos días después de haberlas adquirido.
La mayoría de las frutas pueden aguantar congeladas de 8 a 12 meses, menos los cítricos y los zumos que sólo duran entre 4 y 6 meses.

Un truco práctico:
Las frutas pequeñas como las cerezas, congélalas en bandejas. Así podrás emplearla en ensaladas, bebidas, granizados, aliños, etc. de una forma más fácil y sencilla.

Cómo congelar la carne de res

Primero necesitamos prepararla. Previamente tenemos que guardar la carne (de res o de ave) en la nevera hasta que sea el momento de prepararla. Es importante trabajar rápidamente para que la carne permanezca fría y no comience a calentarse a la temperatura ambiente.

Si está empaquetada del supermercado hay que quitarle este embalaje. Si tiene bandeja de espuma o poliestireno también hay que tirarlo.
Estos materiales no son resistentes al vapor y a la humedad y la carne que se congela en estos materiales corre el riesgo de quemarse con el frío.
Si ocurriesen las quemaduras por el frío hace que se reseque el alimento y pierda su color, textura y sabor.

Luego, si no lo está, debemos cortar la carne en porciones, quitando todo el hueso posible, así también tendremos más espacio en el congelador.

Envolvemos la carne, la ponemos (a excepción de carne de aves) en el centro de un trozo grande de papel para congelar. La parte del papel que tiene cera debe estar mirando para adentro. Envuelve la carne con el papel, uniendo las puntas de arriba y haciendo dobleces pequeños de media a 1 pulgada, con las puntas del papel juntas. Así tendremos un paquetito envuelto.

Metemos los extremos del papel para congelar alrededor del paquete. Presionamos un poco con las manos para sacar todo el aire posible. Después podemos usar cinta adhesiva para congelar y así aseguramos el papel alrededor de la carne.

Si vas a congelar la carne molida a granel hazlo en porciones más pequeñas o con forma de medallones para hamburguesas o albóndigas.
Coloca un trozo de papel de congelar entre cada medallón, así serán más fáciles a la hora de separarlos.

Ponemos la carne de res en la zona más fría del congelador. Es preferible dejarles espacio entre los paquetes así la carne se congela antes.
El congelador debe estar a una temperatura de no más de -0ªC. Es preferible unos -10ªC y la temperatura debe estar constante.

Cómo congelar la carne de ave

Separamos la carne de ave en partes enteras, mitades, cuartos o piezas individuales, como prefieras. SSi congelas un ave completa, tendrás que congelar los menudos, el hígado y corazón en una bolsita a parte.

Enjuaga bien la carne de ave con agua fría, y después sécala dandole pequeños toquecitos con servilletas de papel.

Si vas a congelar el ave con huesos, hazlo separado del ave sin huesos.

Puedes meter la carne de ave en bolsitas para congelar con zipper.

Las aves congeladas enteras duran aproximadamente tres meses, y las piezas congeladas entre 6 y 12 meses.

¿Y para descongelarla?
Debemos hacerlo de forma lenta y de manera natural, ya sea en el caso de las carnes crudas como en las carnes cocidas.
Para ello hay que sacar la carne del congelador y pasarla a la nevera. De esta forma se tarda más, pero se conserva mejor el sabor.

Cuando se descongele, tememos que utilizarla enseguida, ya que se estropea más rápido que una carne sin congelar.

La carne que descongelamos no se puede volver a congelar en el mismo estado. Es decir, la carne cruda no se puede volver a congelar cruda, pero si la hemos cocinado podremos congelar sin problemas.

También se puede descongelar a temperatura ambiente, pero esto no es recomendable.

Cómo congelar pescado

Tiene que ser muy fresco. Si lo vamos a comprar de una pieza, entero, tenemos que fijarnos bien en que sus ojos estén saltones y la carne bien firme.
Limpiaremos bien antes de congelarlas, quitándole las escamas, etc.
Para guardarlo, es sencillo, se emplean las bolsas para congelar que cierren herméticamente.
También se puede congelar ya fileteado.

El pescado blanco dura aproximadamente unos 3 meses congelado, pero el azul solo 2 meses.

No es aconsejable congelar mejillones o almejas, suelen estropearse durante el proceso de descongelación. El resto de marisco se conserva unos 3 meses sin perder la calidad.
Tampoco debemos congelar el pescado que ya ha sido congelado anteriormente.

Para descongelar el pescado, debemos hacerlo igual que con la carne. De forma lenta y natural.
Lo dejaremos en la nevera, no a temperatura ambiente. Normalmente en 3 horas suele estar descongelado, pero si vas a hacerlo hervido no te hará falta descongelarlo antes.

¡Buen provecho!

[vivafbcomment]

6 comentarios

  1. cristina

    Hola , mi pregunta es si descongelo carne cocida, cuanto tiempo puedo tenerla en la heladera hasta consumirla?
    gracias

    • ¡Hola Cristina! Si te fijas en la tabla de “Cuánto dura cada alimento” verás que para los que ya están preparados, en el frigorífico (heladera) dura entre 2 y 4 días. ¡Un saludo!

  2. Vicky

    Hola,
    ¿Me podrían informar cuál es el problema que implica usar los huesos de pollo para hacer caldo? Alguien me dijo que desde el primer momento en que se deshuesan las piezas de pollo, los huesos comienzan a descomponerse, oxidarse o algo similar y que no es conveniente. ¡Gracias!

    • Hola Vicky, no hay ningún problema a la hora de usar los huesos de pollo para hacer caldo. En ellos encontramos aminoácidos tales como glicina, prolina, arginina y todos tienen efectos anti-inflamatorios.
      Es más, incluso puede utilizar huesos de pollo asado o de pavo si quieres hacer caldo de hueso, así no tirarás comida.
      Puedes usarlos con tranquilidad!
      Un abrazo

  3. Sandy

    Yo regresé del super como a las 7pm y dejé por descuido el filete de salmón en la mesa de la cocina, lo metí al congelador hasta el otro día a las 9 de la mañana. ¿Hay chance que lo pueda consumir todavía? En el super estaba sobre hielo pero no congelado. ¿Cuanto tiempo consideras que puede estar sin congelar como en mi caso? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR