Saltar al contenido

Desnutrición y Paleodieta

4 junio, 2013
Tiempo de lectura aproximado: 4 min

Desnutrición en países desarrolladosLa desnutrición no sólo afecta a los niños hambrientos de los países del tercer mundo con estómagos protuberantes, la malnutrición también es muy común en los países desarrollados.
(Ver PDF Desnutrición en países desarrollados)

En realidad, la desnutrición es la principal causa de las enfermedades, por la sencilla razón de que el cuerpo no recibe los nutrientes vitales que necesita para mantenerse saludable, ya que las células insalubres = células enfermas.

Una deficiencia de cualquier nutriente por sí solo puede causar muchos problemas de salud.

La rueda deficiente

Una deficiencia puede tener varios efectos sobre la salud. Por ejemplo:

– Una deficiencia de vitamina B3 deteriora la capacidad del cuerpo para absorber la vitamina C – A su vez una deficiencia de vitamina C es capaz de alterar la absorción de hierro – la falta de hierro puede causar excesiva absorción de cobre – demasiado cobre en la sangre inhibe la producción de cortisol – niveles bajos de cortisol pueden causar fatiga adrenal.

– El magnesio es una de las principales deficiencias de la sociedad, la deficiencia de magnesio contribuye a un aumento de la retención de sodio y a su vez puede conducir a una deficiencia de vitamina A – una deficiencia de vitamina A inhibe la capacidad del cuerpo para combatir infecciones.

Algunas de las otras deficiencias importantes en la sociedad incluyen cinc, cromo, vitaminas A, E y B6.

Hay quien suplementa sus dietas con mega-dosis de ciertas vitaminas o minerales, pero esto también puede causar desnutrición. Por ejemplo, un exceso de calcio puede producir una deficiencia de fósforo y magnesio – esto puede resultar en síntomas casi idénticos a la de la deficiencia de calcio. O el consumo excesivo de zinc, que pueden antagonizar y causar un desequilibrio en vitamina D – demasiado zinc también puede producir una deficiencia de cobre y / o hierro, así como causar un desequilibrio de sodio a potasio.

Cuando las células de nuestro cuerpo no están recibiendo los nutrientes que necesitan para mantenerse sanas tendrán todas las papeletas para un mal funcionamiento o más drástico aún: la muerte de las mismas.
Todo lo que comemos, bebemos  determinan la calidad de nuestra sangre, que a su vez determinará la calidad de nuestra salud.

Obeso y desnutrido

obesidadLa obesidad es un signo importante de desnutrición o malnutrición.  Una gran cantidad de alimentos que se consumen  no son los adecuados. No están siendo consumidos para satisfacer el hambre, normalizar el metabolismo, mantener altos niveles de energía y/o apoyar a las células sanas, y ese es el problema. Alrededor del 90% de lo que las personas más obesas consumen son alimentos nutricionalmente «muertos«: arroz blanco, pasta, panes, cereales, productos lácteos y dulces.

Esta es una razón por la que vemos a muchas personas obesas que sufren tantos problemas de salud diferentes, ya se trate de bajos niveles de energía, falta de deseo sexual, depresión, enfermedad constante, estreñimiento o diarrea, diabetes o falta de sueño.

Aparte de los alimentos nutricionalmente muertos, otro problema al que nos enfrentamos en la sociedad actual es la calidad de nuestros alimentos, que se han convertido en productos muy bajos en su valor nutricional, por el procesamiento, transporte, almacenamiento y conservación. Toda esta asistencia es culpable de la reducción del valor nutritivo en los alimentos, especialmente cuando se trata de frutas y verduras que además de ello se cultivan en su gran mayoría en suelos carentes de nutrientes y además se les pulveriza con productos químicos para acelerar el crecimiento y repeler a los insectos.
Pero ello no quiere decir que estas frutas y verduras no contengan ningún valor nutricional, sino que se han reducido significativamente en estos procesos.

Incluso las personas que consumen una dieta alta en valores nutricionales pueden fácilmente tener deficiencia de nutrientes esenciales que el cuerpo necesita para estar sano y funcionar de manera óptima.
Nuestra forma de vida moderna es, por desgracia, un entorno ideal para las toxinas que causan el mal funcionamiento celular y proliferan enfermedades.

Cada persona tiene sus propias necesidades nutricionales y estas necesidades de cada persona son tan individuales como sus huellas dactilares.

frutas

Alimentarse para nutrirse

En pleno año 2000 no se dijo que 1,2 millones de personas padecen desnutrición en los países desarrollados debido a que consumen demasiados alimentos equivocados, con poco o ningún valor nutricional.
Todavía se nos dice de la mano de profesionales de la salud, fabricantes de alimentos e incluso dentro de los artículos «educativos» que hay que consumir una dieta rica en estos alimentos que precisamente son malos para nuestra salud y no prestan ayuda en el mantenimiento de un cuerpo sano.

Esto podría ser debido a la falta de información, la educación deficiente, la PEREZA o simplemente una buena comercialización del producto.

En lo que tenemos que centrarnos en la nutrición para evitar la desnutrición y las deficiencias. Obtener la cantidad correcta de nutrientes que nuestros 75 trillones de células necesitan para mantenerse saludables, el no hacer esto prácticamente garantiza padecer enfermedades. Una dieta rica en alimentos llenos de valor nutricional proporcionará a las células lo que necesitan para reparar y producir nuevas células sanas.

Como ya la gran mayoría de lectores de este blog ya sabe, una de las mejores adiciones que podemos hacer para nuestra nutrición es seguir la dieta Paleolítica.

La dieta Paleo es rica en valores nutritivos ya que no incluye alimentos que contienen poco o ningún valor nutricional, tales como pan blanco, pasta y cereales.

La dieta Paleolítica se compone de alimentos que nuestros cuerpos fueron diseñados para comer, los alimentos nutricionalmente ricos, incluyendo carne, pescado, huevos, verduras, frutas, frutos secos y semillas. Debido a esto la dieta Paleo también elimina las cuestiones de salud asociadas con el consumo de una dieta rica en azúcares y otros alimentos de alto IG (índice glucémico), como la diabetes.

Nuestro estilo de vida también es de vital importancia. Fumar un paquete de cigarrillos al día no va a ayudar a mantener la salud celular… Lo mismo ocurre con el alcohol.
Sé activo, múevete, haz deporte. La actividad física es fundamental.

Darse cuenta de los cambios en nuestro cuerpo también es extremadamente importante en la superación de las deficiencias, antes de que impacten en gran medida de la función global de nuestros órganos; Por ejemplo, notar un descenso en los niveles de energía, falta de deseo sexual, dificultad para dormir o síntomas repentinos de depresión… todos ellos pueden ser signos de deficiencias que si se tratan a tiempo pueden ser superadas con facilidad y eficacia.

¡Buen Paleo a todos/as!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies