Saltar al contenido

Después del Whole30 (día 31)

12 febrero, 2014
Whole30, día 31. Después del Whole30
Tiempo de lectura aproximado: 6 min

Nota: si has decidido continuar con tu Whole30 por un poco más de tiempo, guarda este post en un lugar seguro, imprímelo o ponlo en favoritos para que puedas volver a él cuando tu programa haya finalizado.

¡Hurra! ¡lo has hecho! has entrado en el Whole30 y has salido más saludable y feliz.

Pero… ¿y ahora qué?

En este post vamos a ver como hacer la reintroducción a la alimentación del día a día y también veremos unas pocas de tareas a realizar.

Solamente hablaremos acerca de concluir el Whole30, pero no quiere decir que sea un cierre de puertas a tu experiencia Whole30 sino todo lo contrario, ¡hoy es el primer día del resto de tu vida mejorada! así que hay que celebrarlo. Disfrutarás de todos los beneficios que tienen el comer y vivir bien.

Reintroduciendo alimentos

pan-paleo

Bueno, hemos acabado con el Whole30, pero si te has levantado y has pensado en darte un desayuno honorífico tipo sandwich de jamón y queso, mantequilla de cacahuete y donuts con café con leche… es que el Whole30 no te ha servido de nada. Si sigues teniendo ganas de consumir todo este tipo de productos, SIGUE CON EL WHOLE30 y amplíalo.

Si vas a introducir alimentos «menos saludables» entonces lo que debes hacer es añadirlos de uno en uno mientras mantienes el resto de tu dieta lo más limpia posible. ¡No te des el atracón! sé coherente y responsable, después de 30 días de una alimentación saludable no vuelvas loco a tu organismo pegándote una zampada de cosas carentes de nutrientes.

Tú imagina que estás en un ensayo científico, y vas a controlar qué grupos de alimentos te sientan peor que otros. Vas a evaluarlos.
No debes mezclar un grupo de alimentos en un mismo día de la prueba. Esto quiere decir que no desayunes un pastel-paleo (los cuales están también cargados de azúcares, que por el simple hecho de que se llamen «paleo» no significa que sean lo correcto) y luego cenes una pizza.
Así no habrá manera de saber si tienes de verdad alguna intolerancia a los alimentos, o cuáles te van mejor o peor.

Esto es útil, a parte de para poder estar más en salud, si eres deportista y necesitas mejorar tu rendimiento. Si sales a comer fuera, estás en un evento social, etc… conocer realmente qué te sienta mejor o qué peor dentro de esos alimentos menos saludables.

Lo mejor para ir reintroduciendo alimentos, teniendo en cuenta que casi el 90% de personas no hacen una dieta paleo al 100%, es que te tomes unos 10 días para la reintroducción.

Aquí tienes unas pautas de ejemplo que puedes seguir en esta nueva semana post-Whole30. Eres libre de modificar los grupos de alimentos y elegir los que prefieras para que se adapten mejor a tus necesidades. Este es solo un ejemplo u orientación de cómo realizar estos 10 días de reintroducción:

Día 1: Evaluación de los lácteos.

Sé que antes del Whole30 muchos de vosotros consumíais productos lácteos, ya fuéseis Primal o no siguiéseis la dieta Paleo anteriormente.
La evalucación de los productos lácteos se debe hacer mientras mantienes el resto de tu alimentación conforme al Whole30.
Por ejemplo, toma un yogur por la mañana, un poco de queso por la tarde y un helado después de cenar. Comprueba cómo te sientes ese día y al día siguiente. Observa si tu estómago se ha inflamado en la mañana de después y cómo te encuentras en todo el día posterior.
¿Sientes como si tu barriga fuese un globo aerostático? O ¿de pronto te has congrestionado y te ha dado migrañas, dolor de cabeza? etc… Es posible que tengas que limitar o eliminar el consumo de productos lácteos.

Día 4: Evaluación de los cereales que contienen gluten

El procedimiento es igual al anterior. Debes tener tu dieta lo más limpia posible.
El gluten es una de esas cosas que no queremos tomar en nuestra dieta paleo, así que tú mismo/a debes evaluar si quieres probar cómo te sientan una vez has estado 30 días de dieta limpia.
A lo largo del cuarto día, come un baget de trigo integral, una ración como guarnición de pasta y un panecillo. La mayoría de las cervezas contienen gluten, por lo que beber una cerveza contaría también. Comprueba cómo se siente ese día, y al día siguiente, y así sucesivamente. Evalúa tu experiencia y decide con qué frecuencia y cuánta cantidad incorporar en tu dieta regular. No te recomiendo en absoluto que lo hagas. Para ver lo que ocurre cuando consumimos gluten, puedes leer este post.

Día 7: Evalucación de los cereales sin gluten.

De igual forma, manteniendo el resto de la dieta tipo Whole30, para evaluar los cereales sin gluten añade una porción de arroz blanco, algunos chips de maíz y rebanada de pan sin gluten (por ejemplo de trigo sarraceno). Observa cómo te sientes ese día, y al día siguiente, y así sucesivamente. Presta mucha atención a tus reacciones y decide cómo y con qué frecuencia y cuánta cantidad incorporar de cereales sin gluten en tu dieta regular. Yo particularmente en ocasiones los como. No es una mala alternativa pedir un risotto si todo el mundo decide ir a cenar a una pizzería donde prácticamente no hay platos sin harinas.

Día 10: Evaluación de las legumbres

Como en los días anteriores, mientras te mantiene el resto de tu dieta bajo el Whole30, prueba un poco de mantequilla de cacahuetes, un potaje de lentejas, tofu, y una ración como acompañamiento de judías o garbanzos. Comprueba cómo te siente ese día, y al día siguiente, y así sucesivamente. Evalúa tu experiencia y decide cómo, con qué frecuencia y cuánta cantidad de legumbres puedes incorporar en tu dieta regular. Yo no lo recomiendo. Si estáis pensando en el consumo de soja – sí, es una legumbre – (sé que muchos tomáis proteínas y muchas de ellas se realizan con soja) no os perdáis este post.

No todo es tan sencillo, ni blanco o negro

queso-paleo

MUCHO OJO AQUÍ: El hecho de que un dulce, una tostada o un vaso de leche no te dejaron abrazado al WC o con el estómago como un bombo, no significa que no te esté haciendo un daño fisiológico (y psicológico). Esto crea antojos, trastornos hormonales, permeabilidad intestinal e inflamación, y como bien se explica en los libros de Cordain y Robb Wolf, a menudo es silencioso, y ocurre sin que te des ni cuenta.
Puedes leer este post y este otro si quieres ampliar más información.

Puede ocurrir que haya gente que no aprecia efectos muy notables u obvios con una o dos exposiciones a ciertos alimentos, y pueden comenzar a notar sus resultados después de unos días o una semana.
Comer pan un día puede estar bien, pero tres días en una misma semana puede traducirse en un estómago inflado, estar aletargado y/o sentir irritabilidad.

Además, (y esto ocurre muchísimo) puede que inconscientemente intentes minimizar los efectos de un alimento solamente porque te gusta muchísimo. Tipo: «no, no estoy más tapado/a por haber comido queso durante toda la semana… esto debe ser porque he dormido mal, porque ha pasado un gato negro por mi puerta, porque he pasado por debajo de una escalera, o porque hay polvo en el ambiente…»
La cuestión es que necesitas poder evaluar tus propias experiencias cuidadosa y honestamente al tomar las decisiones sobre qué alimentos puedes reintroducir después del Whole30.

Fruta

Algo que no suele comentarse es que existe mucha gente que es alérgica a los azúcares y no lo descubren hasta que no realizan un Whole30, o un Azúcar Detox (más bien esto último).
Al volver a reintroducir las frutas en mayor cantidad (ya sabéis que el Whole30 tiene uso restringido) experimentan dolor de cabeza, hinchazón de estómago, bajo rendimiento en el entrenamiento, falta de concentración, irritabilidad, mayor tiempo de recuperación post-entreno, etc. Hablo desde la experiencia propia cuando digo que muchos de los males se ocultan tras estos azúcares. Igual que con el resto de introducción de alimentos «menos saludables», deberíamos comprobar cómo nos sienta la fruta, aunque como os digo, donde más se nota es después de una detox ya que el consumo de las mismas está muchísimo más controlado durante esos días.

Hay mucho más que contar sobre el Whole30, lo iremos viendo con nuevos recursos que irán saliendo para mantener tu experiencia con el Whole30 bajo un estilo de vida feliz, saludable y sostenible… ¡No pierdas de vista la nueva sección Whole30 de este blog, donde encontrarás día a día los menús, listas de la compra y demás. Y tampién el foro!

Toma medidas

Es momento de tomar tus mediciones. Ver cuánta grasa has podido eliminar, cuánto pesas, si has conseguido algunas de tus metas y sáca fotos en la misma posición que el día 1, con la misma ropa y bajo la misma iluminación.
Puedes dejar tus resultados para ti, ¡o compartirlos con todos nosotros para motivar a la comunidad!
Tú decides.

Espero que este viaje de 30 días haya sido de tu agrado.
¡Nos seguimos leyendo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies