Saltar al contenido

Detox Paleo – Cómo hacer una detox REAL

26 septiembre, 2019
Como hacer una detox paleo
Tiempo de lectura aproximado: 6 min

Cómo realizar una Detox Paleo de manera real y eficiente

Es fundamental conocer cómo funciona nuestro cuerpo para que la detox (aunque no se trate de una detox paleo concretamente) sea un éxito ya que de lo contrario incluso podríamos ganar más grasa corporal o perder nutrientes en nuestra dieta. O incluso algo peor, enfermarnos.

Mi idea primaria de desintoxicación es la de irse a la montaña junto a un río o lago, con una tienda de campaña, un buen surtido de vegetales crudos, grasas saludables, unas buenas proteínas y mucho agua, sin el móvil y sin zapatos. Entrenar bajo el aire puro, largas caminatas y despertarse con los primeros rayos de sol e ir a dormir desde que comience a oscurecer. ¡Esa es una desintoxicación! Ahhh… para mi, eso es vida estoy in love y una auténtica detox paleo.

Pero para quienes aún no tenemos la oportunidad de hacerlo, la desintoxicación corporal requiere de otras modificaciones.

Recomendado: Cómo saber si tengo que hacer una detox
👉 Revisa este artículo, como saber si necesitas un detox

Las desintoxicaciones no pasan de moda, yo diría que cada vez tienen más auge. Por lo general, implican algún tipo de comportamiento extremo: limitar calorías e ingesta de carbohidratos, o incluso el consumo de carne roja… etc. También se lee o se ve en ciertas detox que te recomiendan que debes sudar todas esas toxinas con ejercicio intenso, o eliminarlas con diuréticos y enemas, o lo típico de quemar todo con pimienta cayena y zumo de limón. 😰

Lo que pasa con el 99% de las desintoxicaciones es que simplemente se equivocan. Piénsalo, los métodos de «limpieza» mencionados anteriormente, ¿de qué manera fomentan un cuerpo sano, realmente?

La respuesta corta es que no lo hacen.

Nuestro cuerpo tiene ya un método de desintoxicación real, que está en funcionamiento en nuestro cuerpo, cada día. La única forma inteligente de desintoxicarse y mejorar la salud es darle apoyo a los órganos de nuestro cuerpo que realmente nos desintoxican regularmente.

¿Qué hace la desintoxicación?

Si has leído el artículo que te recomiendo más arriba, habrás visto que el mundo moderno está lleno de productos químicos a los que el cuerpo humano nunca estuvo expuesto en su entorno natural. La carga de toxinas  que todos llevamos, hoy en día, es mayor de lo que, con gran probabilidad el cuerpo podría llegar a asimilar. Esto no significa que tu cuerpo no pueda hacerles frente… pero sí significa que seguramente sea mejor apoyarlo lo mejor posible.

Una Detox, en general, nos ayuda a eliminar metales pesados ​​y otras sustancias tóxicas (incluidos los subproductos naturales del metabolismo) del cuerpo. Las toxinas permanecen en las células grasas como «almacenamiento», la mayor parte del tiempo, pero en los lugares donde se almacenan puede ser bastante peligroso. Se acumulan fácilmente en el cerebro y en las glándulas del cuerpo, por ejemplo. Éstas pueden causar fatiga, mareos, náuseas, trastornos del estado de ánimo, trastornos mentales, desregulación suprarrenal y muchos otros problemas.

El proceso de desintoxicación del cuerpo también ayuda a mantener los niveles hormonales en equilibrio. Si hacemos un buen apoyo a nuestros órganos desintoxicantes, la detox puede ayudar a eliminar un dominio del estrógenos, los síntomas del síndrome premenstrual, los cambios de humor y los síntomas del exceso de testosterona, como el vello facial y el acné en las mujeres. También puede aumentar la libido y la fertilidad.

Además, una detox saludable es de gran ayuda para tener la piel sana, principalmente porque le permite obtener a tu cuerpo los antioxidantes que necesita para combatir la inflamación y los radicales libres, pero no solo en la piel sino en todos los tejidos.

Cómo funciona la desintoxicación

Las toxinas, como el mercurio, suelen ser liposolubles. Esto quiere decir que se unen a las moléculas de grasa ¡y no al agua! (las moléculas generalmente se unirán a una u otra). No debería sorprendernos que las toxinas se almacenen en las células grasas. Esto también explica por qué las personas que sufren pérdida de peso, que ayunan durante períodos prolongados o que hacen ejercicio en exceso a veces experimentan síntomas de toxicidad. Las toxinas se liberan en el torrente sanguíneo a medida que se quema la grasa.

El hígado es el superhéroe en la historia de la desintoxicación. Es prácticamente el único órgano responsable de deshacerse de estas toxinas. ¿Cómo? Las convierte de solubles en grasa a solubles en agua. Luego, cuando es soluble en agua, el organismo puede excretarlos por la orina. Esto es algo muy bueno. Lo hace de dos maneras principales:

Fase 1: Modificación

El cuerpo realiza una serie de reacciones químicas que convierten una toxina como el mercurio en algo un poco menos tóxico.

Sin embargo, este proceso produce radicales libres de oxígeno, por lo que los antioxidantes son absolutamente cruciales para darle apoyo al cuerpo mientras se desintoxica. Si no se controla, los radicales libres de oxígeno pueden causar tanto daño como las toxinas mismas.

Esta «fase 1» es realizada por el organismo de forma regular. Es perfectamente saludable que el hígado procese una cantidad segura de toxinas diariamente.

Sin embargo, las toxinas se vuelven problemáticas para el cuerpo cuando este sistema está abatido. El sistema se sobrecarga pero aún está atrasado, dejando al cuerpo inundado de toxinas y radicales libres.

Hay muchas cosas que pueden sobrecargar este sistema: el alcohol, cigarrillos, pesticidas, barbitúricos, narcóticos, dioxinas, grasas trans e incluso cafeína en altas dosis. Obviamente, es mejor evitar estas sustancias tanto como sea posible.

Qué hacer al respecto:

Para dar soporte al cuerpo durante esta fase, es mejor consumir una amplia cantidad de vegetales crucíferos (al menos tres porciones al día), carne roja para aportar hierro y vitaminas B (especialmente riboflavina y niacina) y además magnesio, tal vez de un suplemento como este.

Bajo una visión más acorde con una detox paleo, el ejercicio ayuda a mantener el flujo sanguíneo fuerte y saludable, lo que acelera el procesamiento de toxinas en el hígado y hace que todo se mueva de manera eficiente. Elige ir caminando a los sitios, en la medida que te sea posible y con la mayor frecuencia que puedas. Practica algunos ejercicios de alta intensidad y levantamiento de pesas varias veces por semana.

Fase 2: Añadiendo una molécula

La otra forma en que el hígado desintoxica el cuerpo es agregando una molécula inofensiva, como un aminoácido a una toxina, que la hace menos dañina y también soluble en agua, por lo que puede excretarse.

Este es el glutatión, una de las moléculas más estudiadas por sus poderosos efectos antioxidantes y curativos en el cuerpo. Es, literalmente, el agente protector más poderoso en todo el cuerpo. Desafortunadamente, no puedes tomarte un suplemento de glutatión y listo. Pero sí que se puede dar soporte a esta vía.

Qué hacer al respecto:

Una de las mejores cosas que puedes hacer para esta parte del proceso es centrarte en los alimentos que contienen azufre, ya que los aminoácidos que contienen azufre son cruciales para ello. Las verduras de hoja verde, el ajo, la cebolla, las chalotas, también las yemas de huevo son extremadamente altas en azufre.

La colina, que se encuentra en las yemas de huevo y el hígado de res, también es una gran ayuda para este proceso. Elige alimentos ecológicos y de animales que hayan sido alimentados al pastoreo.

Otra parte fundamental es ingerir proteína animal, de al menos 100 gramos al día, para que puedas obtener todos los aminoácidos que necesitas. En esto se posiciona muy claramente una detox paleo.

La N-acetil cisteína es excelente para ambos aspectos de la desintoxicación. Es un excelente suplemento.

También la curcumina, se ha demostrado que ayuda a apoyar al hígado así como a sus capacidades de desintoxicación.

El ayuno puede agotar el glutatión entre otros (trabajan haciendo horas extras), por lo que personalmente recomiendo alejarse del ayuno extremo. Los ayunos intermitentes para muchas personas funcionan bien (aunque no siempre para las mujeres).

Desintoxicación en contexto

Para tener un hígado sano y un sistema de desintoxicación saludable, es útil tener un sistema digestivo saludable y un sistema inmunológico saludable (bueno, para ser justos, casi todos los sistemas).

Puedes ayudar a tu cuerpo eliminando alimentos irritantes para el intestino, como lo son los cereales y lácteos, e introduciendo alimentos probióticos ricos en bacterias como kimchi, chucrut, kéfir, yogurt de coco o kombucha, a diario (o suplementando con un probiótico).

Puedes ayudar a tu sistema inmunitario de varias maneras. Lo más importante podría ser eliminar los aceites vegetales y de semillas de tu dieta y concentrarte en comer más pescado graso, capturado en medio silvestre (salvaje, sin ser de crianza) varias veces a la semana. O tomar un buen suplemento de aceite de hígado de bacalao.

También debes intentar estar al menos unos 20 minutos a sol del mediodía, todos los días, para una producción saludable de vitamina D. O puedes tomar un suplemento.

Beber agua, mantener una buena hidratación. También pueden añadirse infusiones de hierbas que apoyen el funcionamiento del hígado y de riñones, así como de otros órganos.

El zinc también es una excelente manera de apoyar el sistema inmunológico. Es uno de los que me funcionan muy bien, sobre todo en invierno.

Con todo, el cuerpo es un sistema complejo, con muchas formas diferentes de realizar una desintoxicación saludable. Cuanto más puedas nutrir tu cuerpo regularmente, mejor.

La desintoxicación en general, o una detox paleo, no se trata de una limpieza de cinco días… Se consciente de que se trata de una dieta nutritiva que dura toda la vida.
Céntrate en una dieta rica en productos animales enteros, alimentados con pasto, y harás mucho más por tu cuerpo que si chupases un limón con un poco de pimienta de cayena todos los días durante el resto de tu vida. En serio.

En resumen, si decides complementar, aquí están mis favoritos. Incluyo una opción de omega-3 apta para Paleo veganos.

Compra tus suplementos para DETOX PALEO – Selección PaleoSystem

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies