Saltar al contenido

Hígado encebollado

17 marzo, 2013
Tiempo de lectura aproximado: < 1 min

Receta con hígado, de gran aporte de vitamínico y con un extra de vitamínas y proteínas, buenas para toda la familia.

Recuerda que el hígado debe provenir de animales alimentados al pasto para asegurarte una mejor calidad en el alimento.

Esta receta es una adaptación a la tradicional (aquí no se emplea vino ni jerez para su elaboración, ya que intentamos evitar los azúcares que quedan cuando el alcohol se evapora).

Ingredientes:
– 1 kilo de hígado de cerdo, ternera o cordero.
– pimentón (o llema de buevo duro)
– 2 cebollas medianas
– 1 hoja de laurel
– Aceite de coco
– una pizca pimienta
– sal si se desea (como siempre, yo no la incorporo en mis recetas)

Raciones
4 cavernícolas
Tiempo
–min

Preparación

Limpiamos bien el hígado de telitas y venas. Luego lo cortamos en filetes finos y le ponemos una pizca de pimienta negra. Lo reservamos.

En una sarten pochamos la cebolla cortada fina con el aceite y el laurel hasta que esté la cebolla transparente. Añadimos el hígado y rehogamos durante unos diez minutos a fuego medio hasta que el hígado esté dorado.

Agregamos la cucharadita de pimentón y un chorrito de agua. También podemos sustituir el pimentón por una yema de huevo duro en caso de que no nos guste el sabor del pimentón.
Cocinar hasta que el hígado esté tierno.

Debe servirse recién hecho y caliente, ya que si lo dejamos reposar demasiado tiempo el hígado puede endurecerse un poco.
Podemos acompañarlo con una ensalada verde e incluso servirlo como plato único o acompañado de un sencillo puré de coliflor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies