Saltar al contenido

Kill, omega-3 más puro y biodisponible

24 noviembre, 2013
krill
Tiempo de lectura aproximado: 9 min

Cápsula de aceite de krillNo sé si el otro día visteis una publicación que hice en las redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram). El caso es que ya tenemos en casa las cajitas de Omega-3 de Krill. ¡Yeah! Ya he empezado a tomármelas.

Lo primero que me llamó la atención fue el color que tienen. Si miras a través, ves el tono rojizo de la sustancia. Acostumbrada al amarillo de los Omega-3 de siempre, esto fue toda una sorpresa al abrirlas.
(Supongo que esto variará según las marcas, pero sin duda el sellado de la cápsula me parece de muy buena calidad, evita que pueda llegar a ponerse rancio.)

¿Pero qué tienen de especial?. En principio, el Omega3 obtenido del krill es mucho más puro y se absorbe más rápido por nuestro organismo que con el del aceite de pescado. Así que preparaos porque este post viene cargado de beneficios para la salud.

¿Qué es el Krill?

krill

El krill es un pequeño crustáceo, muy similar al camarón, y forma parte como plato principal de los pingüinos, ballenas y focas. Podéis leer más sobre él en este wiki

Existen unas 90 especies de krill (o kril), pero es la variedad Euphasia Superba la que tiene unas propiedades nutricionales muy beneficiosas para nuestra salud. Jesús Román es el presidente de la Comisión Científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), en sus palabras comenta que el krill dispone de «un elevado contenido en proteínas, un 63,7%, vitaminas A, B, y D, minerales como el selenio y una presencia relativamente baja en lípidos, un 4,7%. Sin embargo, estos lípidos pueden extraerse, concentrarse y, en consecuencia, obtener un producto rico en ácidos grasos omega-3«.

El estracto de krill es lo que consumimos en las cápsulas, aprobado por la Unión Europea en el 2009.

El color rojizo se debe a la presencia de astaxantina y otros carotenoides, pigmentos semejantes al caroteno de la zanahoria. Emilio Martínez de Victoria, catedrático de Fisiología y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada lo afirma y comenta que no existe necesidad de agregar conservantes artificiales en el de krill, como ocurre con la gran mayoría de suplementos de omega-3 provenientes del aceite de pescado que sí lo contienen, debido a que se oxidan con facilidad, y deben tener añadido Vitamina E. El omega-3 de krill es más estable.

El krill no solamente se toma como suplemento, en Japón se consume en platos como sopas y arroces, se conoce como Okinami.

Según Josefina Fernández, directora de I+D de Krillium, en caso de alergia al marisco no debe consumirse el krill. Pero según Emilio Martínez de Victoria, todavía hacen falta más trabajos con más pacientes y de más duración para ser capaces de probar una relación causa-efecto del aceite de krill en estas patologías.

Banco de krill

Conociendo un poco mejor los ácidos grasos

Existen dos fuentes de grasas omega-3, unas son las que tienen un origen vegetal y las otras provienen de origen animal. Entre ellas encontramos diferencias y similitudes.

Ambas grasas disponen de tres ácidos grasos omega-3 que son muy importantes: ALA, EPA y DHA.
El DHA es el más importante para el cerebro, aunque el EPA también, pero en cantidades menores.

En las fuentes vegetales tales como el lino, el cáñamo o semillas de chía, podemos encontrar un alto contenido de ALA, pero bajo de EPA y DHA.
El ALA es un nutriente esencial. El Doctor Mercola afirma que «el punto clave es la transformación de ALA a los otros dos que son mucho más esenciales, EPA y DHA, y que comúnmente son inhibidas por el deterioro de la delta 6 desaturada, una enzima que es necesaria para convertir al ALA en la cadena más larga, el EPA y el DHA«.
Es importante añadir grasas omega-3 proveniente de origen animal ya que los niveles altos de insulina ponen a esta enzima en peligro.

Estudios sobre 3 campos

Es cierto que todavía no existen numerosos estudios, como ocurre con el Omega-3 de aceite de pescado, pero según Martínez de Victoria, sólo existen estudios en humanos en tres campos: «Lípidos sanguíneos, inflamación crónica como sucede en la osteoartritis y el síndrome premenstrual y la dismenorrea».
Él recomienda ingerir hasta 1,5 gramos de aceite de krill al día para reducir los niveles de colesterol «malo» o LDL, los triglicéridos e incrementar el «bueno» o HDL. También dice que la toma de 300 miligramos diarios está asociada a una disminución de los niveles plasmáticos como la proteína C reactiva, un biomarcador de la inflamación crónica y una mejora de los síntomas de la artritis.

La revista Journal of Agricultural and Food Chemistry ha publicado un estudio donde se explica que ingerir aceite de krill regularmente ayuda a reducir el colesterol en un 30%. Esto es debido a que el aceite de krill contiene el omega-3 en forma de fosfolípidos, diferenciándose del omega-3 en forma de triglicéridos presentes en otros aceites de pescado, según explica Laura Cortés, farmacéutica y portavoz de los laboratorios Deiters.
Ella afirma textualmente que: «Estos ácidos grasos van directamente a las membranas celulares sin necesidad de pasar por un proceso de asimilación y, por tanto, cuentan con una mayor biodisponibilidad«.
pero Jesús Román (presidente del SEDCA) insiste en que hacen falta más estudios para corroborar el papel de este crustáceo en el manejo del colesterol.

Aquí podéis encontrar todos los estudios relacionados con el krill, en las publicaciones de Journal of Agricultural and Food Chemistry. Ver enlace

¿Por qué es mejor el aceite de krill que el de pescado?

Cápsulas de krillCuanto más me adentro en los beneficios de este aceite, más contenta estoy de haber comenzado con la toma de los mismos.

Como la gran mayoría ya sabemos, (sobretodo los que ya nos suplementamos con Omega-3) muchísimas personas tienen una deficiencia en dichas grasas y en cambio, consumen demasiadas grasas omega-6 dañadas.
La relación perfecta de ambas grasas es de 1:1, pero por desgracia, la relación promedio de una persona común tiende al 20:1 siendo muy optimistas, y a favor de omega-6.
Es esta razón por la cual nos suplementamos con omega-3, para formar un equilibrio. Pero no solo basta con añadir más omega-3 a nuestra vida, sino también tenemos que reducir el consumo de omega-6, presentes en aceites vegetales y alimentos procesados.

El omega-3 afecta directamente a nuestro ADN y la salud celular y sobretodo en la manera en la que influye en las membranas de las células.
Las membranas celulares son primordiales para el cambio de genes debido a sus receptores los cuales responden a las hormonas y otros agentes. Dichos receptores se ven influenciados por los ácidos grasos en su superficie ya que las membranas celulares que disponen contienen EPA, DHA y fosfolípidos los cuales ayudan al transporte de las moléculas tanto dentro como fuera de las células.

Aquí vemos la importancia de unos ácidos grasos que sean adecuados para poder tener unas membranas celulares óptimas y con un buen funcionamiento. Ambos aceites, el de pescado o el de krill tienen omega-3, pero es el de krill el mejor principalmente porque es muchísimo más potente que el aceite de pescado.

El aceite de krill es 48 veces más potente que el de pescado

Esto quiere decir que necesitas una menor cantidad que con el de pescado.
Este estudio fue publicado en el año 2011 por Journal Lipids. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21042875

Como veíamos anteriormente, el aceite de krill contiene fosfolípidos, sus grasas omega-3 están bajo la forma necesaria para poder ser empleada por nuestro organismo, con lo cual es absorbido con mayor rapidéz y es capaz de llegar a las estructuras cerebrales importantes debido a cómo cruza la barrera cerebro-sangre. Con lo cual, tenemos más bio-disponibilidad.

A pesar de que los ácidos grasos son solubles en agua, estos no se pueden transportar en su forma libre por la sangre, ya que para ello necesitan ser llevados por vehículos de las lipoproteínas. Sin embargo, las grasas omega-3 que se están en el krill sí que pueden ser transportadas, nuestra sangre no tiene que hacer absolutamente nada para preparar el transporte por el torrente sanguíneo.

El aceite de pescado se puede oxidar con facilidad

Esta oxidación se transforma en una formación de radicales libres y un consumo de ello implica un aumento en la necesidad de la ingesta de antioxidantes.

La clave aquí es que en el aceite de pescado no nos encontramos con muchos antioxidantes, en cambio el aceite de krill es rico en antioxidantes, además de contener astaxantina como vimos antes. Dicha astaxantina es la proteína más potente que puede tener la naturaleza y es justamente por ello por lo que es tan estable y resistente a la oxidación.

No está contaminado con metales pesados

No es algo nuevo para nosotros, ya sabemos que el pescado y el aceite de pescado sufre de contaminación con mercurio y demás metales pesados en su gran mayoría. El krill parece ser que no está expuesto a esta contaminación.
También sabemos que cuanto más pequeño sea el pescado, será mejor porque dispondrá de menor contaminación que un pez de gran tamaño.

Es más sostenible como fuente de alimento

El krill es la biomasa más grande del mundo. La captura de estos pequeños animales es una de las prácticas más sostenibles, con lo cual es mucho mejor como fuente alimenticia que el pescado.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de Krill?

Tenemos todo un listado de beneficios en nuestra salud, tanto para el estado físico como el anímico. Si habéis hecho clic en uno de los enlaces anteriores habréis visto las publicaciones al respecto de los estudios realizados. Pero hablemos un poco más de ellos.

Reduce los niveles de grasa en nuestros órganos

Las grasas que contienen el omega-3 en el aceite de krill son más eficientes que las del aceite de pescado a la hora de combatir síntomas en nuestro metabolismo, reduciendo así el riesgo de sufrir síndrome metabólico, diabetes tipo II y la obesidad.

El aceite de Krill disminuye en un 42% los niveles de grasa en el corazón de las ratas, en comparación con el 2% producido por el aceite de pescado.

Por otro lado, el aceite de krill reduce la acumulación de grasas en el hígado debido a que los ácidos grasos poliinsaturados que contiene el krill (LCPUFA) ya que podría reducir la actividad en el sistema endocannabinoide, sistema bioquímico que es capaz de modular el apetito, cambios de humor, memoria y también la sensación de dolor.
Si la acumulación de grasas en el hígado disminuye, mejoramos nuestra sensibilidad a la insulina, la diabetes y el síndrome metabólico.

El aceite de krill es beneficioso para la mujer

La revista Alternative Medicine Review publicó que aceite de krill es capaz de disminuir los síntomas físicos y emocionales que se encuentran ligados al síndrome pre-menstrual.

La ginecóloga Isabel Fernández afirma que el aceite de krill es algo imprescindible para las mujeres embarazada y el bebé, además de serlo también para la mujer que está en periodo de lactancia debido a que la depresión post parto tiene lugar en parte, por una carencia de estos ácidos grasos que se han ido perdido durante la gestación.

Puede retrasar nuestro envejecimiento

El consumo de omega-3 tiene una relación directa con una vida más prolongada en personas que padecen enfermedad arteriales coronarias. Este beneficio está relacionado con un acortamiento de los telómeros.

Durante nuestra vida, los telómeros se van acortando cada vez que se divide una célula, y los radicales libres también son capaces de romperlos. Este hecho es clave para el envejecimiento, ya que debido a este acortamiento es por lo que se acelera el envejecimiento.

El aceite de krill puede hacer que este proceso de envejecer se torne más lento.

El aceite de krill es anti-inflamatorio

De por sí, los ácidos grasos son importantes por sus resolvinas y protectinas, capaces de ayudar a calmar la inflamación antes de que dañe los tejidos.
El krill es eficaz contra los trastornos que están relacionados con la inflamación como por ejemplo la artritis.

En el 2010 se realizó un estudio en Suiza, en el cual se confirmaron las propiedades anti-inflamatorias que dispone el aceite de krill. Este estudio se realizó sobre ratones a los que administraban dicho aceite y finalmente se mostró una inflamación menor en artritis reumatoide.
http://www.greenmedinfo.com/article/supplementation-diet-krill-oil-protects-against-experimental-rheumatoid-arthritis

En el 2007, el Journal American College of Nutrition investigó dicha capacidad del aceite de krill en la reducción de la inflamación y determinaron que 300mg de aceite de krill diarios disminuye considerablemente la inflamación, rigidez, deterioro funcional y el dolor en 7 días, y de forma mucho más profunda, en 14 días de toma.
http://www.greenmedinfo.com/article/krill-oil-reduces-symptoms-chronic-inflammation-and-arthritis

En el 2005, el American Journal of Gastroenterology obtuvo resultados muy parecidos referentes a la reducción de inflamación y síntomas de artritis reumatoide y osteoartritis.
http://www.greenmedinfo.com/article/krill-oil-reduces-symptoms-chronic-inflammation-and-arthritis

El aceite de krill protege el cerebro

Las grasas DHA contenidas en el omega-3 son muy importantes en el sistema nervioso y el cerebro, ya que se convierte en un neuro-protector.
Se relaciona el Alzheimer con una deficiencia de estos neuro-protectores.

Como ya sabemos los que llevamos una dieta paleo, las grasas son muy importantes. Constituyen gran parte del tejido cerebral, casi unos 2 tercios. La capa que nos recubre las neuronas (mielina) está formada por un 70% de grasa y un 30% de proteínas. Dichas grasas son muy importantes tanto para adultos como para bebés y niños, ayuda al desarollo cognitivo y también a la visión.

Si queréis leer unos estudios referentes al consumo de grasas omega-3 referentes al Alzheimer, trastornos psicóticos, o cambios de humor, o depresión podéis verlos en estos enlaces:
http://www.eurekalert.org/pub_releases/2009-07/aa-rft070709.php
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20467837
http://archpsyc.ama-assn.org/cgi/content/abstract/67/2/146

Suplementarse con grasas omega-3 es muy efectivo para nuestra salud cerebral ya que nos ayuda a tener una mejor calidad de vida. Con el aceite de krill y el DHA y EPA se disminuyen muchos trastornos mentales, como autismo y dislexia.

Además, el DHA nos protege de mutaciones genéticas en nuestras células, evitando Parkinson u otros tipos de Alzheimer, impidiendo que determinadas proteínas se «doblen» o «plieguen» por estas mutaciones.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?orig_db=PubMed&cmd=Search&TransSchema=title&term=Omega-3+DHA+and+EPA+for+cognition

Es válida cualquier marca o suplemento de aceite de krill?

No. No vale cualquiera.
Vi vais a consumir omega-3 debe ser de alta calidad.

Tienes que buscar una marca que contenga auténtico krill antártico (Euphausia superba)
Si está procesado en frío es mejor ya que así puedes obtener todos los beneficios biológicos.

También si puedes, asegúrate de que no emplean hexano para la extracción del aceite. Es una peligrosa técnica que emplean mucho en el mercado.

Tiene que estar libre de metales pesados, PCB, dioxinas y demás contaminantes.

Y otro dato importante: el krill debería ser capturado siguiendo estándares internacionales de conservación.

Yo actualmente estoy consumiendo la marca de Omegor. Me la traen de Italia y es la que os muestro en la fotografía.
Además viene muy bien protegido en el blister.

Aceite de krill Omegor

Componentes omegor krill

blister de krill

Referencias y estudios relacionados:
http://www.greenmedinfo.com/substance/krill

http://www.greenmedinfo.com/article/krill-oil-significantly-decreases-plasma-levels-endocannabinoid-2-arachidonoylglycerol-obese

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20595646

http://www.eurekalert.org/pub_releases/2009-07/aa-rft070709.php

http://archpsyc.ama-assn.org/cgi/content/abstract/67/2/146

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20467837

http://jama.ama-assn.org/content/303/3/250.full

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21042875

http://www.fi.edu/learn/brain/fats.html

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (10)

Articulazo!!!! No tenia ni idea de que esto existía … gracias por el descubrimiento y enhorabuena por el blog. lo descubría hace poco pero cada noticia que leo me parece mas interesante. Saludos desde Almería

Responder

donde puedo encontrar esa marca??? la quiero!!!!

Responder

Hay muchas marcas.. Pero si quieras esa en concreto yo he lo acabo de ver en su pagina.

http://www.omegor.com/integratori-omega-3/omegor-krill.html

Espero que no sea SPAM..

Responder

Hola, y cuando las tomas y que cantidad? estaba decidido a comprar aceite de hígado de bacalao fermentado…
Un saludo.

Responder

Hola Miguel A.
Pues suelo seguir la recomendación del fabricante. En este caso me tomo 2 cápsulas por la mañana, con el desayuno. Un saludo!

Responder

Debe ser muy rico en proteínas, en las fotos del producto pone que 2 cápsulas contienen 190 g XD
No lo veo muy fiable y además leí en un estudio (ahora no recuerdo la página) que se necesita una cantidad mínima de astaxantina bastante superior a 70mcg para conservar el producto en óptimas condiciones ya que es muy perecedero.

Responder

Hola Jose, se trata del omega-3 no de las proteínas. No es un suplemento proteínico sino de ácidos grasos.

Responder

Hola, cómo puedo saber si en la extracción de ese aceite de krill han utilizado hexano?
Gracias

Responder

Hola,.disculpa en.donde puedo hacer un pedido para México porfavor?. Gracias !!!
Ojalá me puedas responder a mi correro

Responder

Me parecen que tienen muy poca cantidad de EPA y DHA, sólo suman 200 mg la dosis que recomienda este producto al día. Hay aceites de pescado con el certificado IFOS que contienen hasta el triple de EPA y DHA, que es lo realmente importante en el omega 3. Para personas sanas recomiendan entre 250 y 500 mg al día. Por ejemplo, para mejorar la memoria recomiendan 900 mg al día, tendrías que tomar 9 cápsulas diarias de este producto, lo cual no sale muy a cuenta

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies