Saltar al contenido

Los adolescentes musculosos vivirán más años

22 noviembre, 2012
Tiempo de lectura aproximado: 3 min

Es una noticia que me he encontrado por Internet. Explica que los chicos adolescentes que están más musculados vivirían más años.

[…] El desarrollo y fortaleza muscular de un hombre adolescente pueden predecir cuánto tiempo vivirá, revela un estudio. […] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/11/121121_musculos_adolescencia_longevidad_men.shtml

En la misma noticia indica que el estudio fue publicado en BMJ (Revista Médica Británica) así que lo he buscado y lo encontré tras un par de intentos.
http://www.bmj.com/press-releases/2012/11/20/low-muscle-strength-adolescence-linked-increased-risk-early-death (está en inglés)

Yo buscaba lo que el enunciado de la noticia comentaba, que los adolescentes musculados vivirían más años, pero resulta que el titular del estudio en BMJ dice Low muscle strength in adolescence linked to increased risk of early death. Lo que viene a significar que ‘La baja fuerza muscular en la adolescencia está vinculada a un mayor riesgo de muerte prematura‘. ¡Que no es lo mismo!

No es que los musculosos vivan más… sino que los que no tienen suficiente fuerza muscular pueden presentar una muerte prematura.

Os resumo un poco el artículo:

La baja fuerza muscular en la adolescencia está fuertemente asociada con un mayor riesgo de muerte prematura por varias causas principales, según sugiere un estudio a gran escala publicado hoy en bmj.com.

El efecto es similar a los factores de riesgo establecidos para la muerte prematura, como tener sobrepeso o presión arterial alta. Con lo cual  los autores de este estudio hacen un llamamiento a los jóvenes, especialmente aquellos con una resistencia muy baja, a participar en alguna actividad física regular que les haga mejorar su estado físico muscular.

El alto índice de masa corporal (IMC) y la presión arterial alta a una edad temprana son factores de riesgo de muerte prematura, pero aún no está claro si la fuerza muscular en la infancia o en la adolescencia puede predecir la mortalidad.

Así, un equipo de investigadores, dirigido por el profesor Finn Rasmussen, del Instituto Karolinska en Suecia, dio seguimiento a más de un millón de adolescentes suecos de sexo masculino entre 16 y 19 años durante un período de 24 años.

Los participantes se sometieron a tres pruebas fiables de resistencia muscular en el inicio del estudio (fuerza en extensión de la rodilla, fuerza de prensión y fuerza de flexión del codo). El Índice de masa corporal y la presión arterial también fueron medidas.
La muerte prematura se define como la muerte antes de los 55 años.

Durante el período de seguimiento, 26.145 participantes (2,3% del grupo) murió. El suicidio fue la causa más común de muerte (22,3%) en comparación con las enfermedades cardiovasculares (7,8%) o cáncer (14,9%).

La fuerza muscular alta se asoció con un riesgo 20-35% menor de muerte prematura por cualquier causa y también de enfermedades cardiovasculares, independientemente del IMC o la presión arterial. No se observó asociación de muertes por cáncer.

Los adolescentes más fuertes tenían un riesgo de un un 20-30% menor de muerte prematura por suicidio y tenían hasta un 65% menos de probabilidades de tener un diagnóstico psiquiátrico, como la esquizofrenia y los trastornos del estado de ánimo. Estos resultados sugieren que los individuos físicamente más débiles podrían ser más vulnerables mentalmente, dicen los autores del estudio.

En contraste, los adolescentes varones con el nivel más bajo de la fuerza muscular mostraron mayor mortalidad por cualquier causa y también una mayor mortalidad en enfermedades cardiovasculares y el suicidio antes de los 55 años.

Las tasas de mortalidad por cualquier causa (100.000 años-persona) osciló entre 122,3 y 86,9 para los adolescentes más débiles y fuertes, respectivamente.  Para las enfermedades cardiovasculares fueron 9,5 y 5,6. Y para el suicidio eran 24,6 y 16,9.

Los autores dicen que la baja resistencia muscular en los adolescentes «es un factor de riesgo emergente para las principales causas de muerte en la edad adulta, como el suicidio y las enfermedades cardiovasculares». Los tamaños del efecto de estas asociaciones «son similares a los factores de riesgo clásicos, como el índice de masa corporal y la presión arterial «, añaden.

Ellos sugieren que las pruebas de fuerza muscular, la fuerza de prensión en particular, podrían ser evaluadass con una buena fiabilidad en casi cualquier lugar, incluso en campos clínicos, escuelas y lugares de trabajo.

También apoyan la necesidad de la actividad física regular en la infancia y la adolescencia, diciendo: «. Las personas con mayor riesgo de mortalidad a largo plazo, debido a la menor fuerza muscular, deben ser alentados a participar en programas de ejercicio y otras formas de actividad física»

Así que ya sabéis, si tenéis hijos, no descuidéis su actividad física. Estarán creando salud para su futuro.

Nosotros, los que ya no somos adolescentes, tenemos que pensar que lo hecho, hecho está pero no por ello dejar de entrenar. Hay que continuar, siempre (se tenga la edad que se tenga) el deporte es mejoría.
¡Entrena tu fuerza, ganarás en calidad y ganaras en años!

Y justamente a mi me toca esta tarde, ¿a ti?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies