Saltar al contenido

Manteca de coco pacana

8 noviembre, 2012
Tiempo de lectura aproximado: 2 min

En España aún no es muy conocida la nuez pecán (pecan en inglés). Puede llamarse también nogal americano y tiene muy buenas propiedades como fruto seco.

Así que, vamos a descubrir una receta que podría estar genial para el desayuno, o para picar después del entreno, o para cualquier ocasión que te apetezca. Sería como la típica manteca de cacahuetes, pero más sana, y para mi gusto ¡mucho más rica!

La nuez pecán contiene ácido fólico (tipo de vitamina B), interventor en la formación y el crecimiento de varios tejidos vitales.
Las mujeres embarazadas y los adolescentes se ven muy beneficiados de este fruto.
También a todos aquellos que entrenamos, ya que nos es óptimo para ayudar a la regeneración post-entrenamiento.

Pero esta no es su mejor virtud. La nuez pecán destaca por ser un poderoso antioxidante. La cantidad y calidad de la Vitamina E que contiene la destacan del resto de otras nueces.
Según el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos):  la Nuez Pecan encabezó la lista, sobre un total de 100 alimentos, constituyendo el alimento que más efectivamente protege contra el daño a las células, hasta el momento.

Además contiene proteínas vegetales y minerales: magnesio, fósforo, zinc, potasio, calcio, manganeso, hierro, selenio y vitaminas A, C y E.

Referente a los hidratos de carbono, sus azúcares representan un 13%. Parece algo alto pero, el tipo de hidratos que contiene son óptimos ya son de liberación lenta y es válida incluso para el consumo de personas diabéticas.

Bien, después de las presentaciones, vamos a ver la receta de Manteca de ‘coco pacana’

Ingredientes:
– 1 bolsa de coco rallado (200g aprox)
– 1 taza de nueces pecán
– 2-3 cucharadas de aceite de almendra (o aceite de coco, o aceite de nuez)
– 1 cucharada de miel cruda
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1 cucharadita de sal (puede ser sal gruesa marina)

Raciones
1 frasco
Tiempo
20min

Preparación

Necesitaremos una batidora en la cual picaremos muy bien durante 3 ó 5 minutos el coco rallado hasta que nos quede una mantequilla cremosa.
Dependiendo de tu batidora te llevará tal vez más de 5 minutos, no te preocupes, sigue batiendo hasta que obtengas la consistencia de manteca.

Después, añade las nueces pecán y de nuevo batelo todo hasta que esté completamente molido. Siempre como una masa cremosa.
Cuando ya tengamos esta consistencia, con la batidora en marcha, iremos añadiendo el aceite poco a poco. Le podemos poner aceite al gusto, según lo ‘aceitosa’ que te guste.
Luego, sin parar la batidora, agregamos la vainilla, la sal y también la miel.
Batirlo todo hasta que esté bien mezclado. Si es necesario, puedes añadir un poco más de aceite.

¡Y voilà! ya está lista.

Te la puedes comer a cucharadas, con alguna fruta, o con el pan paleo. ¡Ñam, ñam!

Para conservarla:
Siempre en la nevera.
Verás que con el frio del refrigerador se endurecerá.

Esto también le pasa al aceite de coco, así que si la quieres más suave a la hora de consumirla, puedes ponerla en el microondas un poco para ablandarla.

NOTA: Si no encuentras en tu lugar de residencia las nueces pecán, puedes reemplazarlas por otro tipo de nueces.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies