Receta de mantequilla paleo de almendras

Cómo hacer mantequilla de almendras

Hoy, no sé porqué, me he despertado con una canción rondando en la cabeza. El estribillo sobretodo no es algo muy amable, ¡pero es pegadizo de narices!
Concretamente es la canción de Talking Heads, Psycho Killer, así que eso solo demuestra que hoy es un buen día para agarrar una batidora en mano… ¡muahaha! (risa maligna)

¡Que se preparen las almendras porque no quedará ni una con cabeza! ya quisiera Dexter…

Almendras con piel

Esta mantequilla de almendra la podemos prepara tanto en crudo como al horno. De esta última forma es como me parece que queda más rica, pero ambas opciones están deliciosas.

Como la almendra es un fruto seco, es recomendable su consumo moderado, además que al estar triturado siempre comeremos más cantidad que si las consumimos enteras.
Generalmente con 1 ó 2 cucharadas ya es más que suficiente.

Whole30:

La mantequilla de almendra está permitida en el Whole30, pero en forma casera. Si la compras ya preparada lee bien las etiquetas. No debe contener alimentos no permitidos en el plan, así como nitritos, glutamatos monosódicos, etc.

Azúcar Detox:

La mantequilla de almendra está permitida en el Azúcar Detox, pero en forma casera. Si la compras ya preparada lee bien las etiquetas. No debe contener alimentos no permitidos en el plan, así como nitritos, glutamatos monosódicos, etc. Tampoco debe contener ningún tipo de edulcorante y su consumo debe reducirse a no más de 3 cucharaditas.

Mantequilla de almendras paleo

Veremos 2 formas de prepararla: con almendras enteras, o con harina de almendras.

Mantequilla de almendras, preparación con almendras enteras

Ingrecientes:
– 2 tazas de almendras enteras (mejor sin piel)
– 1 pizca de sal (opcional)

Raciones
¡Un montón!
Tiempo
15min

Preparación

Precalienta el horno a 200ºC.
Lava bien las almendras. ¡Quítales la piel!*. Enjuágalas con el agua del grifo, y cuando ya veas que se va poniendo más limpia, entonces dale un último enjuague con agua embotellada.

Coloca las almendras en la bandeja del horno una vez las hayas escurrido bien. No tienen que estar totalmente secas, pero sí con el agua retirada. Las hornearemos hasta que estén ligeramente doradas, dependiendo de vuestro horno tardará más o menos tiempo. Id controlando…

Cuando ya las tenemos tostadas, las sacamos y dejamos enfriar un par de minutitos. Luego las metemos en la procesadora de alimentos y si quieres aquí puedes añadir un poco de sal (esto es opcional, yo no le pongo).

Empezaremos a procesar las almendras. En este paso hay que tener paciencia porque puede tardar entre 5 a 15 minutos (o más, dependiendo de tu máquina) hasta obtener el resultado deseado.

Tendrás que ir parando de vez en cuando para que la máquina se enfríe y no se nos sobrecaliente, y de paso así limpiar las orillas de la procesadora e ir mezclando bien las almendras molidas con las que aún están medio enteras.

Durante el proceso verás que las almendras pasan por diferentes fases, se formará como un amasijo que luego se irá volviendo más suave hasta que se forme la mantequilla.

Cuando ya tenemos la consistencia que nos gusta, es hora de envasarla. Hazlo en un bote de cristal, si es hermético mejor. Pero antes de taparla espera a que se enfríe del todo.

Opción cruda:

La receta es igual, pero omitimos introducirlas en el horno. Una vez las hayas lavado asegúrate de que estén completamente secas antes de procesarlas. Este paso es muy importante si no las horneamos antes.

¡Listo! Mantequilla preparada.

Receta cómo hacer mantequilla de almendras paleo

Mantequilla de almendras, preparación con harina de almendras

Ingrecientes:
– 3 tazas de harina de almendra (o almendra molida)
– 4 cucharadas de aceite de coco (opcional)

Raciones
¡Un montón!
Tiempo
15min

Preparación

Añadimos las 3 tazas de harina de almendra y las 4 cucharadas de aceite de coco (previamente derretido) en nuestra procesadora de alimentos. Si no queremos añadir coco, no es necesario.

Al igual que con la almendra entera, pararemos el proceso de vez en cuando para que la máquina se enfríe y no se nos sobrecaliente. Además así iremos raspando los lados con una espátula para que la mezcla se quede homogénea.

Seguiremos mezclando hasta que veamos que ya queda suave y con la consistencia que nos gusta.

La verteremos en un frasco o bote de cristal, preferentemente hermético. ¡A disfrutar!

Variedad en sabores para tu mantequilla de almendras

Si te gusta la mantequilla de almendras ligeramente dulce, no tengas miedo de agregar un chorrito de miel cruda al gusto (si estás en Azúcar Detox o siguiendo un Whole30 NO hagas esto) Si te gusta lo salado, sólo tiene que añadir una pizca de sal marina. Si te gusta el sabor ligeramente tropical, añade un chorrito de aceite de coco prensado en frío.

¿Cuánto dura la mantequilla de almendras casera?

La mantequilla de almendras dura entre 1 a 2 semanas si está en la despensa, pero en el refrigerador dura varios meses. Eso sí, ¡la mantequilla fresca tiene un sabor mucho mejor! Es preferible consumirla en pocos meses y luego volver a realizar otra para que podamos seguir disfrutando de ella.

*Quitarle la piel a las almendras

Generalmente la harina de almendra que se comercializa está realizada sin piel.
Podrías pensar que la piel es buena, pero en realidad contiene una gran cantidad de ácido fítico.

El ácido fítico inhibe la absorción de vitaminas y conduce a la formación de caries en los dientes.

Si empapas las almendras será más sencillo a la hora de retirar su piel.

[vivafbcomment]

2 comentarios

  1. Pingback: Puré de manzana, compota paleo | Paleosystem

  2. Pingback: Receta: Barritas proteicas – Vuelta al paraíso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR