Saltar al contenido

Paleodieta, ¿fallando en el intento?

16 noviembre, 2012
Tiempo de lectura aproximado: 4 min

La Paleodieta, o como la denominan también «dieta del hombre de las cavernas», promueve ser la mejor solución para los actuales problemas de salud, como la obesidad, sobrepeso, diabetes, problemas del corazón, presión arterial, etc. y por lo tanto se ha convertido en la tendencia de muchas personas que se sienten intrigados por sus múltiples beneficios para la salud.

Sin embargo, algunas personas fracasan en su intento de adoptar una dieta paleo y renuncian a ello, ya sea porque no se dan cuenta de los verdaderos resultados que tendrán a largo plazo o porque simplemente no son capaces de adaptarse a las paleo-directrices.

Las razones del fracaso

Parece obvio, pero las personas que abandonan la Paleodieta son de dos tipos:

Tipo Novato. El primer grupo de personas son los novatos. Estos intentan abandonar, ya sea debido a la falta de compromiso o el hecho de que puede resultar intimidante dejar atrás los alimentos a los que está acostumbrado.

Tipo Medio-camino. El segundo grupo de personas son las que están a mitad del camino en su viaje y renuncian, ya sea porque no ven los resultados o porque ya no pueden participar en ir de ‘borrachera’ de alimentos y/o bebidas no permitidas. Otro motivo de abandono también es el hecho de adoptar métodos paleo equivocados.

Aunque estos abandonos difieren mucho dependiendo de cada persona, las razones más comunes se pueden clasificar de la siguiente manera:

Los factores dietéticos

La mayor parte de la información relativa a la nutrición paleolítica y asesoramiento dietético se asocia a menudo con muchas ideas en conflicto, que confunden y engañan aquellos que quieran embarcarse en el viaje de paleo.

Algunas alteraciones dietéticas se basan en la información incorrecta y por lo tanto los resultados no son como se esperaba. Por ejemplo, la dieta paleo es a menudo confundida con la dieta baja en carbohidratos, mientras que no se basa realmente en una dieta baja en hidratos de carbono.
Una dieta baja en carbohidratos normalmente significa restringir la cantidad de ingesta de hidratos de carbono a aproximadamente 20 a 60 gramos por día, mientras que por otro lado, la dieta paleolítica, no hace esas restricciones y fomenta el consumo de hidratos de carbono complejos, tales como tubérculos, raíces, frutas y verduras.

Una mayor restricción de carbohidratos conlleva a comer compulsivamente y a tener esos antojos de alimentos y puede resultar en el aumento de peso y otros efectos sobre la salud.

El estilo de vida

La actividad física: Muy a menudo las personas que siguen una dieta paleo no son capaces de ver que los beneficios de la nutrición paleolítica están fuertemente asociados con un patrón de estilo de vida. Nuestros antepasados eran muy activos y realizaban largas horas de caminata, huyendo de las fieras, trepando árboles altos para recolectar alimentos, así como también dedicaban más tiempo al descanso de lo que ahora hacemos, etc. mientras además disfrutaban de una vida saludable, libre.

Debe entenderse bien que simplemente siguiendo una dieta paleo no es la solución para la pérdida de peso o cualquier otro beneficio para la salud. La mayoría de las personas tienden a olvidar que la actividad física es también una parte esencial de la nutrición paleolítica y por lo tanto no logran el efecto deseado.

Socialización: Otro factor importante que contribuye en el abandono son los factores ambientales, tales como los amigos y la sociedad.

Aprender a navegar con éxito a través del medio no-paleo, sin renunciar a los placeres para tus papilas gustativas y los antojos, es también un componente importante. El error más común de la mayoría de nosotros es el someterse a la presión de grupo y desviarnos de la senda paleo. No hay que dejar que esto ocurra.
Si tienes paciencia, verás como si te mantienes firme en tu ambiente (ya sea de trabajo, familiar o grupo de amigos) ellos tenderán a adoptar también tus buenos hábitos… Con tiempo.

Factores personales

Evasivo: Hábitos como caer en formas poco saludables de comer pueden provocar trastornos gastrointestinales, así como dificultar el progreso hacia una forma saludable de alimentarse.

Ser extremista: ser evasivo es una parte de la ecuación que produce efectos negativos sobre la paleo dieta, la otra parte es ser un extremista. Algunos individuos se centran demasiado en la forma de comer estilo paleo y asume ciertos hechos tales como limitar la ingesta de sal hasta el extremo, la abstención de hidratos de carbono e incluso un bajo consumo de energía y disminución de la presión arterial.

Estos factores son pautas generales para reconocer las causas que llevan al fracaso en una dieta paleo. La clave aquí es identificar y evitar dichas prácticas con el fin de cosechar los beneficios de una dieta paleo. Los hábitos alimenticios sin duda son tanto culturales como emocionales, los cuales hemos embebido en nosotros desde el nacimiento y es cierto que los cambios dietéticos pueden golpear duro a veces y dejarnos un poco desorientados. Todo es cuestión de paciencia y perseverancia. Esa es la clave del éxito.

La mejor estrategia para mantenerse en el buen camino es pensar en los beneficios que se pondrán conseguir a largo plazo, mantener un buen espíritu optimista y sobretodo permanecer motivado para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Al final, verás cómo frecuentemente te preguntan ‘¿Cómo lo has hecho?‘ o ‘¿Cuál es tu secreto?’
Paso a paso, poco a poco y siendo firme en tus decisiones y convicciones lograrás tus objetivos, serás una persona más saludable y sobretodo mucho más feliz.
Deporte y nutrición unidos de la mano. Solo tienes que aprovechar la oportunidad de mejorar y sentirte bien contigo mismo, con tu estado físico y emocional.

Aquí encontrarás a toda una comunidad con tus mismas inquietudes y preocupaciones. Puedes compartir con nosotros tus quebraderos de cabeza o dificultades, así como algún truco que uses para sobrellevar sobretodo los primeros meses como paleo. Para algunas personas no le supone ningún esfuerzo, pero para otras es un mundo cambiar el estilo de alimentación, más aún si se estaba acostumbrado a un tipo de alimentación basada en granos, cereales y procesados.

La salud y el bienestar es lo primero así que focaliza tus objetivos, ¡y a por ellos!

Go Paleo!

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (9)

La verdad es que a veces cuesta seguir la dieta. Sobretodo si te vas a comer fuera es muy complejo porque a veces no hay muchas opciones y psas mas bien hambre, pero el todo es buscar una alternativa que siempre la hay

Responder

A mi me cuesta a veces porque hay alimentos que se echan de menos y según donde vayas a comer hay de todo menos comida (paleo me refiero)

Responder

¡Cierto! al principio siempre es más dificil, pero por suerte siempre sirven alguna ensalada en los restaurantes, o también te pueden preparar una tortilla francesa para complementar. La cuestión siempre es pedirlo amablemente, así podemos seguir saliendo fuera a comer/cenar con amigos y familiares sin saltarnos la dieta :-D

Responder

Hola,

Llevo 2 meses prácticamente siguiendo un estilo de vida PALEO (dieta + paleotrainning). Al principio muy bien la verdad, el cambio se nota sobre todo en el nivel de energia (percibida) durante el día. El bajón de por las tardes ya no existe muchos días (hay que dormir bien también!) y también he bajado de peso, unos 4 kilos en 3 semanas por ejemplo.
No negaré que lo que más me está costando es renunciar a cosas dulces como el chocolate, galletas, postres, etc. ¿Algún consejo para sobrellevar éste tema?

Responder

Hola Eric, yo te puedo decir según mi experiencia que con los azúcares también me las veía y me las deseaba para poder controlar los antojos. Vi en la web esta el plan de azúcar detox y estoy en mi tercera y última semana, la verdad es que he logrado que los antojos se me rebajen mucho, pensaba que sería más dificil pero ya ves, cuando una pone fuerza de voluntad supongo que todo se consigue. No sé, me imagino que Teresa podrá orientarte mejor, al menos yo quería comentarte mi experiencia que está siendo muy positiva además, he perdido 3 kilos como quien no quiere la cosa jijiji

Responder

Muchas gracias por tu comentario! Supongo que como todo en esta vida, se trata de insistir, insistir e insistir… Keep on!

Responder

¡Hola Eric! Exacto, perseverancia y mucha positividad.
Es la clave para conseguirlo. Además, por aquí encontrarás a mucha gente en tu misma situación y ellos mejor que nadie saben que se puede lograr. Seguir una buena estrategia en la dieta también te dará una gran ayudita para no echar tanto de menos a los malditos azúcares ;-) así que ¡mucho ánimo, muchas ganas y a por ello!

Responder

Hola,
Llevo 2 meses con esta dieta y al principio me costaba el tema azúcar, pero poco a poco lo he ido consiguiendo. Ya lo único que tomo con algo de azúcar de palma o a veces un poco de miel es el cafe de las mañanas. Mis tés son sin nada y he pasado de ser una persona dulcera a la extremidad a no comer nada de dulce y lo que es mejor: ¡no echarlo de menos!. Ahora lo que peor llevo es que tengo 2 hijos (3 y 10 años) y mi peque de 3 años lleva muy mal el quitarle la leche. Lleva una semana de beber 3 vasos de leche al día a no tomar ninguno….. poco a poco….. gracias.

Responder

Hola chic@s! A ver si podéis ayudarme…

Sigo el estilo paleo desde hace un mes. Las dos primeras semanas me encontré bastante floja pero leí que era normal por la falta de azúcar y el cambio de dieta, aunque yo antes ya hacía algo parecido pero comiendo arroz, patata y algo de pasta. La tercera semana me encontré genial y digo…qué bien! ya empiezo a recuperarme y a sentir los efectos de cuidarme tanto! pero a la cuarta semana estoy fatal. Si bien es cierto que por temas eventuales laborales estoy trabajando turnos de 11 horas y además voy al gimnasio. Me duele la cabeza y estoy rota. Es seguro que la falta de descanso influye pero pienso…quizás si comiera arroz o algo más enérgico no estaría así.
Qué pensáis?

Muchísimas gracias por vuestro tiempo!

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies