Saltar al contenido

Pan Paleo de Semillas y Almendras

5 mayo, 2013
Tiempo de lectura aproximado: 2 min

Esta receta puedes hacerla tanto con tu deshidratadora como con el horno convencional.

Se trata de un pan que puede servirte para acompañar tus desayunos o para mojar en salsas como tanto nos gusta a muchos de nosotros. ¡Ñam, ñam!

El toque con albahaca queda riquísimo, además de la combinación con el resto de ingredientes.

Ingredientes:
– 1 taza de almendras molidas
– albahaca deshidratada, al gusto
– 2 cucharadas del agua
– 1 taza de semillas de girasol molidas
– ½ taza de semillas de lino molida
– 2 dátiles (o 1 cucharada de miel, ágave… o un poco de stevia verde)
– 1 cucharada de jugo de limón
– 1 cucharadita de sal marina (opcional)

Raciones
1 ó 2 cavernícolas
Tiempo

Preparación

NOTA: si no tienes deshidratadora puedes emplear el horno convencional.

Mezclamos en un bol las almendras, semillas de girasol, linaza molida, la sal (opcional) y la albahaca.
Si no tienes albahaca deshidratada, siempre puedes comprarla envasada, en la sección de condimentos de tu supermercado.

Si vas a usar dátiles, procésalos primero en la batidora con el zumo de limón natural.

Ahora mezcla bien todos los ingredientes (menos el agua) puedes hacerlo a mano o en la batidora. Si ves que es necesario puedes añadir una cucharada el agua y verificar la consistencia. La masa debe quedar moldeable.

Tras mezclar todo le darmos a la masa la forma que queramos y la pondremos en la bandeja de la deshidratadora.
Un buen truco es marcar con un cuchillo el pan ya que estas marcas después sirven de guía para cortarlo.

Ahora ponemos la deshidratadora durante una hora aproximadamente. Después sacamos el pan y lo cortamos en rodajas para volverlo a poner en la deshidratadora y dejarlo deshidratar hasta obtener la consistencia que nos guste. (Entre 6-10 horas)

Según sean tus gustos, lo dejarás más o menos tiempo (A algunas personas les gusta más seco, a algunas más blando).

Nota: Si utilizas el horno – hay que ponerlo en la temperatura más baja posible, en el caso de que el horno calienta mucho se puede abrir el horno.

Una vez listo, este pan se puede guardar en la nevera en una bolsita o una caja con tapa durante una semana.
¡También se puede congelar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies