Saltar al contenido

Pollo al Curry Paleo

1 abril, 2013
Tiempo de lectura aproximado: 3 min

Es una receta con 2 formas de hacerla. Si sigues la detoxificación de azúcares no puedes emplear manzana como ingrediente, con lo cual la receta tomará una inspiración más india, empleando más especias aromáticas.

Si te gusta el picante, recuerda que puedes añadir un toque extra a este sabroso plato.
En ambas versiones tiene un gusto muy bueno.
¿Con cuál te quedas? A mi me cuesta decidirme…

Ingredientes:
– pollo (2 pechugas)
– 2 zanahorias
– 1 cebolla
– leche de coco
– curry
– aceite de coco
– 1 manzana (si estás en detoxificación de azúcares, sustituye esto por:
* almendra molida, 1 clavo de olor, 1 trozo pequeño de canela en rama, 1 poco de curcuma, 1 poco de jengibre molido y 2 gramos de curry.
Ver procedimiento Detox de azúcares más abajo)

Raciones
1 ó 2 cavernícolas
Tiempo
30min

Preparación

Procedimiento general

Necesitamos una olla o caldero con tapa y una sartén.
Pelamos la cebolla y la cortaremos en trozos pequeños, en cuadraditos.

Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente, añadiremos la cebolla dejando que se haga a fuego lento.
Mientras, vamos pelando y cortando la manzana, igual que la cebolla, en dados o cuadraditos pequeños.

Añadimos la manzana a la cebolla y lo removemos bien dejándolo a fuego lento unos 5 minutos, hasta que veamos que la manzana se queda como si fuera una compota.

Añadimos después las zanahorias que ya habrémos pelado y cortazo previamente en trocitos pequeños. Lo removemos bien y dejamos en la sartén otros 5 minutos.

Ahora le añadimos la leche de coco (a gusto de cada uno, según cómo de líquido te guste la salsa) y el curry. Se cuece todo durante unos minutos más y se remueve de vez en cuando para que se reduzca un poco la leche de coco y se mezclen bien todos los ingredientes y sus sabores.

Se retira del fuego y se pasa por un colador chino o sino por la batidora. ¡Así tenemos ya la salsa para este pollo al curry!.

En la olla o incluso en la misma sartén, echamos un poco de aceite a fuego medio y cuando está caliente añadimos el pollo.
Le damos vueltas para que se dore, pero que no se haga del todo. Lo tapamos después para que rehogue mejor.

Una vez dorado el pollo, es cuando añadimos la salsa de curry, removiéndolo bien para que se mezclen todos los ingredientes y el pollo adquiera el saborcillo de la salsa.
Dejamos reposar a fuego bajo unos 10 – 15 minutos más, así el pollo se terminará de cocinar.

NOTA: Podemos acompañarlo con unos champiñones salteados.
En la misma sartén donde acabas de hacer la salsa, echa 2 cucharadas de aceite y cuando esté bien caliente pon los champiñones (limpios previamente) y saltea durante un par de minutos para que se doren ligeramente. Después mezcla los champiñones con la salsa de curry que has preparado.

Sino, también puedes ver otra forma de hacer los champiñones paleo.

Procedimiento Detox de azúcares

Prepara el pollo, retirando el exceso de grasa que pueda venir en las pechugas y cortarlas en cuadrados. No te preocupes si quedan unos trozos más grades que otros. Resérvalos.

Ahora pela la cebolla y pícala en trozos pequeños. Pon en una cacerola un par de cucharadas de aceite de coco y añade la cebolla
Lo dejaremos al fuego hasta que la cebolla se ponga como transparente.

Coge 1 clavo de olor y la canela en rama, corta un trozo de canela del mismo tamaño del clavo de olor. Pon las dos especias en el molinillo y si te va lo fuerte, añade 1 pimienta de cayena o guindilla pequeña del tamaño del clavo. Muélelo todo hasta que quede bien finito. Añade a esto el jengibre, la curcuma y el curry y vuelve a darle con el molinillo un par de segundos más.

Ahora pelamos el ajo, córtalo en 3 ó 4 trozos y mételo en el molinillo junto con las demás especias. Muélelo hasta que se forme una pasta.

Cuando la cebolla esté en su punto (que se vea bien transparente) añade la pasta que acabamos de hacer y mezcla todo bien. Déjalo a fuego bajo mientras seguimos con la receta.

Ponemos una sartén al fuego, sin aceite. Cuando esté algo caliente echa harina de almendras y deja que se tuesten durante unos pocos segundos (pero cuidado que no se te quemen). Saca las almendras de la sartén y resérvalas.

En esta misma sartén, saltea a fuego fuerte el pollo. Añade la leche de coco y la harina de almendras tostada. Mezcla bien y deja a fuego medio. Remueve bien y deja a fuego medio-alto para que se reduzca la salsa de curry. ¡Y listo!

¡Buen provecho!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies