Saltar al contenido

Horchata Paleo de chufas frescas

3 diciembre, 2012
Tiempo de lectura aproximado: 2 min

Os paso esta receta en base a una pregunta que realizó Víctor Muñoz en el Facebook de PaleoSystem, referente a si la horchata es paleo o no.

Como le comentaba, la problemática de las bebidas comerciales básicamente es el azúcar añadido. Además de los conservantes agregados y la soja o endulzantes químicos que le incorporan. Además algunas horchatas están hechas con cereales y no con auténtica chufa. Así que lo más sencillo es prepararse la propia horchata de chufa casera, siendo conscientes de los ingredientes que lleva y así poder disfrutar tranquilamente de una bebida sanísima.

La chufa (Cyperus esculentus) es un tubérculo subterráneo.
Si bien es cierto que como tubérculo contiene almidones, los que son provenientes de no cereales no contienen esencialmente lípidos.

Podría ser una buena fórmula de recarga post-entreno, además de una bebida muy refrescante.

Ya que nuestra horchata no llevará azúcar, es especialmente recomendada para aquellos que tienen el estómago más delicado o las digestiones más pesadas. También ayuda en casos de meteorismo o diarrea porque combate las fermentaciones intestinales.

Pero ya hablaremos más detenidamente en un monográfico sobre ellas.
¡Ahora vamos a por la receta!

Ingredientes:
– 300 gr de chufa
– 100 cc de sirope de ágave (también puedes usar stevia al gusto)
– 1l de agua

Raciones
1 litro de horchata
Tiempo

Preparación

Primero debemos limpiar bien las chufas y ponerlas en remojo. Hay quien las deja de 24 a 48 horas y quien simplemente entre 6-8 horas, cambiándoles el agua 2 veces.

Una vez están hidratadas, las batimos bien con 1/2 litro de agua. Podemos añadirle ahora un poco de canela para aromatizarla y lo mezclamos bien. Ahora agregamos el otro 1/2 litro de agua restante. Es el momento de colarlo en con un colador fino y un trapo de lino. Mejor si el líquido lo ponemos en una jarra de cristal.

Una vez todo bien colado, añadimos el sirope de ágave o la stevia al gusto.
Batimos bien para mezclar.

Ahora que tenemos todo mezclado podemos añadir hielo y triturarlo bien si queremos tomarla bien fresquita.

Hay que tener en cuenta que cuando está bien fría hay que tomarla enseguida porque sino se decanta de forma natural.
Antes de servirla, remuévela bien y procura no mantenerla más de 24 horas en la nevera.
Consúmela antes de 1 día.

¡A disfrutar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies