t-bone-como-cocinarlo

Cómo cocinar un buen T-bone

Como la mayoría ya sabemos, en una dieta Paleo cuanto menos elaborado esté un alimento, mejor será.
Así que os dejo con una receta sobre cómo preparar un buen T-bone.

Por si andáis un poco perdidos, un T-bone es una sección cruzada de carne del lomo o de la parte de la espalda de la vaca. Tiene este nombre porque se caracteriza por la forma en T del hueso.

Puedes seguir estos pasos para elegir tu T-bone y para prepararlo de una forma muy rica y sana.

Cómo preparar un T-bone antes de cocinarlo

Elije un T-bone que veas más o menos de un color rojo cereza. Que sea firme y de más o menos 30cm de grosor.

Antes de cocinarlo debes sacarlo entre 30-60 minutos de la nevera y dejarlo a temperatura ambiente para así evitar cocinarlo frío y que la carne no se quede dura cuando entre en contacto con el calor.

Sécalo bien con una servilleta. Tiene que de estar sin mucha humedad para que no se seque por evaporación al cocinarse.

Luego tenemos varias formas de preparación:

Ingredientes:
– T-bone de 300g aprox.

Raciones
1 cavernícola
Tiempo
10min

Preparación a la parrilla

Precalienta la parrilla. Un truco puede ser rociar con aceite de coco a modo de aerosol. Luego pon el T-bone sobre ella y cocínalo entre 3-4 minutos. Dale la vuelta solo una vez y termina cocinando por el otro lado otros 3-4 minutos o hasta que veas que está hecho como más te gusta.

Preparación a la sartén (sellado)

El término de “Sellar la carne” significa que lo cocinaremos solamente para que la parte de afuera quede como con una “corteza”, algo más crugiente.

Para sellar los filetes debes emplear una sartén. La calentamos a fuego medio con 2 cucharadas de aceite.
Sellamos los filetes durante 5 minutos por cada lado y usaremos unas pinzas para moverlos y así evitar que se queden pegados.

Preparación para asar

Precalienta el asador entre 5-10 minutos antes de poner tu T-bone. Cuando veas que el lado superior ya se ha dorado, dale la vuelta con unas pinzas y deja unos 5min aproximadamente. Luego cocina durante otros 5 min o hasta que veas que queda como a ti te gusta.

Preparación para “rostizar”

Precalentamos el horno a 250ºC aprox. con un comal, o sartén a prueba de hornos.

Una vez precalentado sacamos la sartén con guantes para el horno y luego lo ponemos sobre el fuego. A fuego alto.
Ponemos nuestro T-bone y cocinamos 1 ó 2 minutos por cada lado.
Quitamos la sartén del fuego y lo volvemos a meter al horno durante unos 3-5 minutos más, hasta que veas que están como te gusta. Así, de esta forma, quedan con una corteza genial en su exterior.

TRUCO: Puedes usar un termómetro de carne para comprobar cuándo están listos.

– Crudo, 48ºC aprox.
– Medio-crudo, 50ºC aprox,
– Medio, 55ºC aprox.

Otro truco es dejar que el T-bone repose entre 5 a 10 minutos antes de cortar y comer. De esta forma los jugos se distribuyen por la carne para tener una consistencia más suave y tierna. Hay quien dice que este descanso es uno de los pasos más importantes para comer un buen T-bone.

¡Buen provecho!

[vivafbcomment]

6 comentarios

  1. Joan Carles

    Ossssssssstrassssssssss!!!! a mi me gusta la carne medio cruda. A ver si encuentro un aparato de esos que miden la temperatura como comentas Teresa. Que bona pintaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR