Saltar al contenido

Whole30, Día 16 y jamón serrano

28 enero, 2014
Whole30 día 16
Tiempo de lectura aproximado: 2 min

Producto del país. El jamón serrano puede encontrarse prácticamente a cualquier precio en nuestros supermercados, pero el secreto está en leer las etiquetas como siempre.

Seguramente muchos de vosotros no os habíais dado cuenta de la cantidad de porquerías que les meten a los embutidos como el jamón dulce o jamón york. El pavo envasado, chorizo, etc…
Desde soja a glutamato monosódico, pasando por lactosa, leche directamente, azúcar en cualquier forma, y una larga lista más.

Para elegir nuestro jamón seguramente nos tendremos que recorrer todo el pasillo y gastar algo de tiempo en mirar qué comprar. También podemos preguntarle directamente a quien te atiende cuál no lleva azúcares o aditivos (suerte si saben contestarte) Por este motivo, ya que no tengo acceso fácil a embutidos de matanza más naturales, prefiero comprar jamón envasado donde puedo asegurarme de los ingredientes que contiene.

Os puedo decir que el que compro es el Jamón Serrano de Trevélez (lo puedes encontrar en Mercadona seguro). Curado en el Parque Natural de Sierra Nevada.
Es un poco más caro que otros, es la gran pega que tiene… Pero como no vamos a comer jamón serrano a diario, podemos comprarlo para darnos un par de desayunos con él o añadirlo a nuestras mini-meriendas entre horas. Va genial.

Jamón serrano de Trevélez

Debido a su gran contenido en vitamina B1, nos ayuda contra el estrés y la depresión. ¿A quién no se le quitan las penas con un buen jamón serrano? ¡Es gloria bendita!

Su vitamina B1 (o tiamina), también es muy recomendables en periodos de embarazo y/o lactancia o después de intervenciones quirúrgicas o períodos de convalecencia, ya que en estos periodos tenemos un mayor desgaste de esta vitamina.

Pero en fin, para quien quiera darle un achuchón más grande a la cartera, lo mejor sin duda alguna es el jamón de bellota. Cerdos que únicamente se alimentan de este fruto.
También el jamón ibérico, que contiene 33 proteínas por cada 100 gramos, casi el doble que el jamón serrano.

Clases de jamón serrano

Hay unas pocas, y las enumeraremos rápidamente.
– De bellota
– De recebo
– De cebo

¿Y qué diferencia hay? Se clasifican según el tiempo de curación su peso y años de vida del cerdo y también teniendo en cuenta la alimentación que ha tenido el animal durante toda su crianza.

El jamón curado está cargado de minerales: fósforo, calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc y además de la vitamina B1 como decía antes, también contiene B2, B6 y B12.

Otro dato a tener en cuenta es que se denomina generalmente al jamón según su origen: de Huelva, de los Pedroches, de Guijuelo, de la Dehesa extremeña, de Chaves, de Jabugo, de Teruel, de Trevélez, etc.

Según vuestro bolsillo podéis consumir de un tipo u otro, si lo encontráis con los puntos que deben cumplir: Como máximo, sal marina. Sin gluten, sin azúcares, sin aditivos en general.

Menú PaleoSystem

DÍA 16 WHOLE30

Desayuno:
Lonchas de jamón serrano, Tomate rojo cortado en rodajas con un poco de orégano y aceite de oliva o lino. Café con chorrito de leche de coco.

Almuerzo:
Hamburguesa con ensalada grande variada.1 Fruta de postre

Cena:
Atún encebollado con espárragos verdes a la parrilla (o plancha)

Y el menú de mañana…

Menú PaleoSystem

DÍA 17 WHOLE30

Desayuno:
Champiñones salteados con jamón serrano. Infusión

Almuerzo:
Crema de tomate con albahaca y Hash de pavo (que sobre, repetiremos mañana). 1 fruta de postre

Cena:
Quiche de verduras (tiene que sobrar para desayuno de mañana), con ensalada. Infusión antes de dormir.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (6)

Me imagino que si compras una paletilla o un jamon del que ir cortando tus lonchitas no habrá problema, no?
Los loncheados suelen llevar conservantes para que las lonchas no se pongan de color marrón y se sequen, pero la pata de jamón no lleva nada…
Por tierras extremeñas tenemos la paleta en la cocina y dura un abrir y cerrar de ojos!
Ains, que rico el jamón!

Responder

Hola Carmen! Las paletillas o jamones enteros sí que llevan conservantes, azúcares, nitritos, sulfitos, etc. Si te fijas bien en la etiqueta los verás. Hay otros que solamente llevan sal (los más caros) pero alucinas con la cantidad de porquerías que lleva un jamón curado!! Así que ojo a los ingredientes chicos. Un abrazo!

Responder

Eso hay que mirarlo… Si compras los jamones en grandes superficies suelen traer muchos conservantes.
Si tienes la suerte de ser de un pueblino en el que se siguen haciendo las matanzas caseras, conservando los embutidos con ajo y pimentón y los jamones en sal y una bodega en la que se curan… NI RASTRO DE AZUCARES, LACTOSAS Y GUARRERIAS VARIAS…

Que manía con estropear lo sano! Toda la vida se ha hecho sin evharles nada y no se estropeaban… La.matanza era para todo el año, y aguantaba perfectamente!

Responder

durante estos días he comido jamón de un trozo que me había dado mi madre… fijo que tenía de todo :( vaya bajona!

Responder

Desgraciadamente todo lo que es más sano hay que pagarlo con mucha diferencia hoy día. Yo he encontrado este que tiene buena pinta tambien, pero claro…€€€

http://www.enterbio.es/embutido-ecologico-jamon-serrano-entero-7-kg-biobardales

Responder

Fui a mercadona el sábado pasado y no lo encontré, snif…

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies