Saltar al contenido

Whole30, Día 24 y especias

5 febrero, 2014
Whole30 y día 24
Tiempo de lectura aproximado: 4 min

Hoy hablaré de nuestros amigos los condimentos y las especias.
Es posible que ciertas especias puedan llegar a intimidarte con sus nombres tan extravagantes (ajenúz, zaatar, hoja Laksa, etc… ¿a alguien le suena?) Uno no sabe qué puede salir de un plato con condimentos que no hemos empleado nunca, e incluso puede parecer arriesgado usarlas sin «instrucciones».

La gran mayoría de las veces, no se especian los platos porque se piensa que quedará un sabor muy fuerte en la comida y muchas de las preguntas a la hora de usar un condimento nuevo es «¿pero cuánto le pongo?»…

En ocasiones, según qué especias, pueden resultar caras. Al ser un producto que puede mantenerse conservado por tiempo, te recomiendo que no las compres todas a la vez. Puedes ir añadiendo a tu despensa toda una variedad poco a poco sin dejarte una buena parte de tu bolsillo en ellas.

Especias y condimentos

Hay una gran variedad de especias y condimentos admitidos para el Whole30, y créeme cuando te digo que son un gran recurso a la hora de preparar tus platos. Ayudan a variar una receta según cómo la condimentes, hasta tal punto que parece otro plato distinto.

¡Adiós al aburrimiento de una pechuga a la plancha! ¿Has probado usando el típico curry? – Como mi padre decía: «el pollo se inventó para añadírselo al curry«, ¡es mi especia preferida! – ¿Qué tal simplemente una pizca de nuez moscada? O darle un ligero toque con pimienta blanca… o marinarlo con albahaca, romero, eneldo, tomillo y el perejil. En fin, hay muchísimas más opciones, tantas como imaginación tengas.

Si te atreves a experimentar, la mezcla de ellas es lo que realmente le da ese juego de sabor.

mezcla de especias

Volviendo al curry, ¿sabías que no es una especie en sí? Es una mezcla de condimentos: pimienta de cayena, clavo, comino, cilantro, clavo, nuez moscada, jengibre, cúrcuma, canela y guindilla. La cúrcuma es el ingrediente más importante, le da su color amarillento.
En la India cada cocinero preparar su curry al gusto, añadiendo más o menos cantidad de cada condimento, pero aquí en occidente ya nos viene envasado y mezclado en unos frasquitos de cristal.
¿Por qué no probáis a crear el vuestro propio? Seguro que os sorprendéis.

Según su sabor, podemos clasificarlo en varios tipos:

  • Curry de Madrás: con origen en el sudeste de la India de Madrás. Picante y aromático.
  • Curry Mild: originario del nordeste de la India. Es suave.
  • Curry Hot: originario del sur de la India. Es aromático, muy picante.
  • Curry Punjabi: es originario de Punjabi (Pakistán). Estos currys no llevan cúrcuma y son semi-picantes.

Condimentos y especias para Whole30

¡TODAS! las naturales.

Está permitido todo tipo de pimientas, roja, blanca, negra, mezcla… Canela, comino, cilantro, pimentón dulce, pimentón picante, cayena, clavos de olor, orégano, etc., etc., etc.

Si compras las especias en frascos, tienes que mirar muy bien la etiqueta, suelen colar alguna cosa para evitar la humedad, además de glutamato monosódico.

ingredientes especias

(Perdón por el enfoque, está algo borroso)
En este bote que tengo entre mis manos, vemos que contiene dióxido de silicio.
El silicio en su forma elemental es inerte y no tóxico como suplemento dietario.
Pero ¿qué ocurre con el dióxido de silicio?, también se le llama sílice cristalino, es un irritante de los ojos y la piel.
El dióxido de silicio irrita la piel, causa picazón e inflamación. Si se inhalan las finas partículas de sílice, con el tiempo se tiene riesgos respiratorios y esto puede causar daño en los pulmones y llevar al cáncer de pulmón.

El dióxido de silicio se añade a los alimentos y suplementos por varias razones, una de ellas es porque es un agente antiglomerante que previene que los alimentos absorban humedad y se aglutinen. Por esto lo encontramos mucho en las especias, azúcares, etc.

Añadido como un agente antiapelmazante a un producto alimenticio no resulta seguro si sobrepasa más de un 2 por ciento de dióxido de silicio en los alimentos.

Como siempre digo, si en el listado de ingredientes hay algo que no podría pronunciar tu abuela, no lo compres.

Especias en cubitos

Además, podéis ver un vídeo de cómo tener especias listas para cualquier plato, de una forma muy sencilla. Nos haremos nuestros propios cubitos con mezclas de especias o con la que más nos guste individualmente. Si quieres ver el vídeo, ¡haz clic aquí!

Paleodieta y sal en el Whole30

La sal marina y la sal del Himalaya están permitidas en el Whole30. Son las más naturales para tus recetas.
Loren Cordain afirma que no es necesario añadir sal a las comidas, sobretodo si estás incluyendo algo que está previamente envasado y en sus ingredientes ya la contenga. Sin embargo, aún no hay un consenso referente a qué cantidad se debe consumir.

Si queréis saber mi opinión personal, creo que las personas deportistas tienen más demanda de sales minerales, con lo cual si eres activo, entrenas duro, puedes añadirle sal a tus comidas sin ser excesivo. Todo en mucha cantidad es malo… Yo personalmente no agrego sal a los platos. Con los vegetales, carnes, pescados y mariscos que ingiero tengo suficiente, pero sin embargo escucho mucho a mi cuerpo. Generalmente si he tenido un entrenamiento muy intenso suele pedirme según qué alimentos. Es fantástico ver como al tener una alimentación más limpia y con alimentos naturales tu organismo es capaz de indicarte lo que necesita en un momento u otro, sin llegar a confundirlo con «antojos».

Muy bien, ¿qué toca hoy entonces?

Para esta noche tenemos un pollo al horno con limón, ajo y tomillo ¡riquísimo!
También queda muy bien con un adobo de salsa «Herby Verde».

¡Que disfrutéis de vuestro día 24 de Whole30!

Menú PaleoSystem

DÍA 24 WHOLE30

Desayuno:
Pollo a la plancha desmenuzado y 1 plátano pequeño frito en aceite de coco o ghee.

Almuerzo:
Salmón con hinojo sobrante de ayer, con calabaza o boniato asado.

Cena:
Pollo al horno con limón (que sobre para mañana). Infusión antes de dormir.

Y el menú de mañana…

Menú PaleoSystem

DÍA 25 WHOLE30

Desayuno:
Bróculi y pimiento amarillo a la plancha, con 3 huevos la plancha. Saltear con un poco de pimienta negra recién molida.

Almuerzo:
Ropa vieja (que sobre para mañana). 1 fruta de postre

Cena:
Restos de pollo al horno con limón, de ayer + ensalada de hojas de lechuga variada, con un puñado de uvas, unas pocas nueces, cebolla roja y canónigos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (7)

Hola buenas!

Mi duda no es con este plan Whole30, pero no se exactamente como o donde preguntar. Si este no es el sitio adecuado, lo siento.

Bueno, al grano. Empecé con la paleo-dieta la semana pasada. Hago mucho deporte, tanto aeróbico (corro 3 veces por semana unos 50km semanales con series, progresivos etc…) como entrenamientos de fuerza (3 veces por semana, movimientos de halterofialia y ejercicios básicos multiarticulares), también voy a la piscina una vez por semana. Mi meta NO es perder peso, sino estar más sano y rendir más.

Pues resulta que he perdido bastante peso y con ello fuerza y energía. He intentado seguir la dieta al pie de la letra, aunque tres día he «pecado» comiendo dos veces lentejas y una arroz blanco. Mi duda está en las cantidades. Debería aumentar significativamente las cantidades en las comidas, no? O debería meter alimentos ricos en carbos como patatas? Aumentar la ingesta de grasas?

Por otro lado tengo dudas en las grasas para cocinar. Es aconsejable cocinar con aceite de coco y solo usar el aceite virgen extra en crudo? Podría aumentar la cantidad de grasa echando un chorrito de aceite virgen extra crudo a todas las comidas?

Lo dicho, no se si este el sitio indicado.

Muchas gracias de antemano, esta página me ha hecho ver una buena parte de la realidad oculta ;)

Responder

Hola Pablo! Lo que estás experimentando es muy común. Generalmente cuando abandonas una dieta más «convencional», tipo «pastariana» como yo la llamo, lo que ocurre es que comienzas a perder grasa corporal, seas delgado o no.

Luego comienza una estabilización que si la acompañas con el entrenamiento da muy buenos resultados.

En tu caso, teniendo en cuenta que practicas deporte y de diferentes disciplinas, deberías centrarte más en la calidad y cantidad de comida que ingieres.

Lo suyo es que intentes comer 1 gramo de proteína por kilo magro de peso corporal, y en consecuencia más verduras. Tener en cuenta que los tubérculos como boniato, yuca, etc. incluso la patata (sin piel) puedes añadirlos a tus platos. La calabaza, zanahoria, cebolla son muy buenas fuentes de hidratos también por mencionarte algunos.
También conseguirás mejorar tu energía con el agua de coco (y con el coco en general, ya sea la pieza de fruta, la leche de coco, etc).

Como siempre suelo decir, no hay que hacer estrictamente caso a la cifra que aparece en la báscula, esto te mide la grasa, los líquidos retenidos y la masa muscular toda junta. Posiblemente hayas experimendado una disminución de la grasa corporal, lo cual no tiene que significar un aspecto negativo, al contrario (generalizo). No sé cuánto pesas, ni cuánto mides, etc. tampoco sé cuánto comes actualmente, ni cuál es tu estrategia alimenticia, me faltan muchos datos, pero por norma general te aconsejo que te realices una plicometría para que conozcas tu estado con los porcentajes de grasa y una analítica para controlar que todos los valores estén correctamente. Cuando se cambia de alimentación es muy recomendable ir siguiendo un control y más si buscas la salud y un buen rendimiento deportivo.

Respecto a las grasas para cocinar, el aceite de coco y el ghee son las que mejor resisten a las altas temperaturas y el aceite de oliva es mejor reservarlo para tomarlo en crudo ya que se oxida muy pronto al cocinarlo.

Un saludo!

Responder

Muchas gracias por contestar!

Pues como apunte decir que mido 1,70 y pesaba 64kg. Pues en dos semanas he bajado a 61,6kg. Yo creo que el mayor problema está en la poca cantidad de comida. Este tiempo he pasado bastante hambre. Hago 3 comidas principales, desayuno (07:15), comida (13:00) y cena (21:00). Mi entreno es a la tarde (17:15). Normalmente si salgo a correr no como nada antes, pero si voy al gimnasio, me como 1 plátano una hora antes. Después del entreno, si ha sido de correr, me como un plátano (ayer como me notaba muy débil, me comí un huevo cocido con nueces y aceite virgen extra + 1 plátano) y los días de gimnasio tortilla de atún (1 huevo y 1 lata de atún al natural). Tengo protes que tomaba cuando era «pastariano» XD, de la marca Isostar Reload, pero ahora no los tomo, no sé si debería empezar a tomar.

Responder

¡¡¡Come más!!! ¡No tienes que pasar hambre…! Te responderé más detalladamente por mail ;-)

Responder

Muy buenas!

He estado comiendo bastante más durante estos días y he notado un aumento de energía. Creo que el problema era que no comía suficiente, como me temía, así que espero que pueda volver a entrenar a la misma intensidad que antes.

A, enhorabuena por haber cumplido el Whole30! Tienes mucho mérito!!

¿Qué sería de mi cocina sin especias? Sosa y aburrida seguro. Hay que ponerle rock and roll a la comida!!
Saludos!

Responder

Especias y rock’n’roll!!!! me gusta eso Natalia jajaj

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies