Saltar al contenido

Grasas paleo, las 5 mejores

8 septiembre, 2017
Grasas Paleo
Tiempo de lectura aproximado: 5 min

grasas paleo

Grasas paleo, ¿cuáles son las mejores?

¿Con qué grasas paleo puedo cocinar?

En este artículo te expongo algunas de las grasas más comunes y beneficiosas dentro de una visión Paleo. Seguramente te habrás hecho alguna vez estas preguntas, sobretodo si estás descubriendo esta forma de alimentación, así que espero que disfrutes de este post.

Como ya sabéis, los defensores de la Paleo afirman que nuestros cuerpos no están destinados para digerir cereales, legumbres ni productos lácteos. Puedes leer un poco más en este artículo que he escrito sobre la dieta Paleo. Además de eso, también se tienen en cuenta ciertos tipos de grasa para cocinar. Si eres nuevo/a en esto de la Paleo, primero que nada, habla con tu médico o nutricionista antes de hacer cambios drásticos en tu dieta.

Si ya estás metido/a en el mundillo, entonces probablemente ya hayas aprendido que las grasas buenas no te hacen engordar y que las grasas saturadas están en la categoría de grasa buena. Es más, ¡las grasas te hacen feliz! y para algunos de nosotros, es nuestra principal fuente de energía.

Hoy mismo tuve una corta charla en la cafetería, me encontré con 2 antiguos compañeros que justamente estaban debatiendo sobre estilos de alimentación. Mi argumento fue básicamente que nuestro cuerpo está bien diseñado para funcionar principalmente con grasa como fuente de energía y cuando lo hace, produce cuerpos cetónicos, que son perfectamente saludables.

Sin embargo, con el tiempo, podemos ir olvidándonos de toda esa selección de grasas buenas que tenemos disponibles y cocinar con las mismas cosas una y otra vez. En realidad eso no es en sí un problema, pero un poco de variedad puede hacer nuestras comidas más agradables y también nutritivas.

El consejo básico es eliminar cualquier aceite vegetal alto en ácidos grasos poliinsaturados y Omega-6. Como ejemplo: aceite de maíz, aceite de cacahuete, aceite de soja y aceite de semilla de uva (el cual no es muy frecuente por aquí).

1. Aceite de coco emoji-1f197para cocinar

¡Cómo no! Este digamos que sería el favorito sin duda. Mucha gente me escribe preguntándome qué pasa con el coco, que hay tantas recetas y tantos productos paleo. Lo que ocurre es que tiene una lista de beneficios muy extensa.

Tiene un 92% de grasa saturada, algo que lo hace realmente estable al calor y a la vez sólido en temperatura ambiente.
Si te preocupa que quede mucho sabor a coco, puedo decirte que se nota un poco en ciertas comidas, sobretodo si estás acostumbrado a otro tipo de aceite. Igualmente yo lo añado en los huevos, tortitas, y otros platos. Al principio me tuve que adaptar algo, pero enseguida le he cogido el gusto y me encanta.

Otro punto a destacar es que su principal contenido en ácidos grasos proviene del ácido láurico (47% para ser más precisos). El ácido láurico es un ácido graso de cadena media, que se supone que es el ácido graso más fácil de digerir. El ácido láurico también tiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas naturales. ¡Cómo no iba a se el aceite de coco el preferido de mucha gente!

2. Grasa animal, como manteca de cerdo emoji-1f197para cocinar

La manteca de cerdo es una grasa de cocina «Paleo-friendly» que va muy bien a altas temperaturas. Aunque por definición la manteca de cerdo es la grasa de cerdo, cuando la gente habla de manteca hoy en día también incluyen el sebo de ternera y la grasa de pato, que, como la grasa de cerdo, son muy saturadas, haciéndolas muy estables para cocinar. Como vimos con la grasa de coco, las grasas saturadas son sólidas a temperatura fría pero se vuelven líquidas si la temperatura aumenta. Aunque las grasas animales pueden ser ideales para cocinar mientras sigues la dieta Paleo, todo en exceso es malo.

La grasa animal podríamos decir que son la esencia Paleo. El hombre de las cavernas comía animales, así que también obtenían la grasa por esta fuente. Sobra decir que aquellos animales estaban sanos y vivían libres en la naturaleza comiendo lo que se suponía que debían comer. Esto es importante porque cuando las toxinas se acumulan, ¿dónde creéis que se almacenan? Pues van a parar en la grasa. Ojo con esto.

La mayoría de las grasas animales están altamente saturadas por lo que son estables para cocinar a altas temperaturas y sólidas a temperatura ambiente, además no necesitan ser refrigeradas. Lo que es curioso es que ya que no son muy populares debido a su reputación. El punto positivo también es que son bastante baratas, incluso las que provienen de animales bien tratados.

Sólo tienes que ir a tu carnicero y pedir grasa de pato, manteca de cerdo o sebo de carne, pero tendrás que prepararla un poco para consumirla. Hay dos métodos: el húmedo y el seco.
El método seco, explicado brevemente, consiste en quitar cualquier vena, carne o sangre del trozo de grasa, luego cortar la grasa en trozos muy pequeños. A continuación, se ponen los trozos de grasa en una olla preferentemente de barro a fuego bajo y la dejas ahí, «derretirse». Una vez que todos los trozos de grasa blanca se han convertido en algo marrón y seco, puedes separar lo líquido de lo sólido y con cuidado poner en un recipiente la grasa pura y dejar que se enfríe. Ten cuidado porque estará muy, muy caliente. Una vez se haya enfriado, se convertirá en un producto de color blanco y endurecerá a temperatura ambiente. ¡Ya tendrás lista tu propia grasa animal para cocinar! fácil, ¿no?

3. Aceite de oliva

¡En España amamos este aceite! su contenido es principalmente monoinsaturado, una fuente de grasa que es segura y saludable. PERO, aquí viene… es mejor no cocinar con él. Se quema y se oxida con bastante facilidad. Úsalo en crudo mejor. Como aquí ya sabemos todos, un buen aceite de oliva virgen extra ofrece muchos beneficios para la salud.

Los aceites frescos en botellas oscuras que preferiblemente no han estado en el estante durante mucho tiempo son los mejores. Manténlo siempre en un lugar oscuro y fresco para así evitar que se oxide demasiado rápido. Puedes incluso guardarlo en la nevera si no lo utilizas frecuentemente. Verás que se quedará con una textura diferente en el refrigerador pero volverá a la normalidad una vez lo pongas a temperatura ambiente.

4. Aguacates y aceite de aguacate

El aguacate es uno de los únicos frutos grasos (por eso me gusta tanto). Contiene gran cantidad de vitamina E, vitaminas B, potasio y fibra. Su contenido de grasa es sobre todo monoinsaturado, por lo que es una buena opción. Los aguacates enteros están riquísimos con ensaladas, pollo o como guacamole con jugo de limón y tomates.
El aceite de aguacate es ideal para aderezos para ensaladas y hacer mayonesa casera ¡queda delicioso!.

5. Mantequilla y ghee emoji-1f197para cocinar

Para los que añadís lácteos, la mantequilla está muy rica en cualquier cosa y además le da un cierto gustillo a la comida que casi es adictivo (¿será por su lactosa?). A pesar de que no es estrictamente Paleo (ya que el hombre de las cavernas no consumía productos lácteos), cuando se quitan los componentes de la leche (la lactosa y la caseína – el principal problema), se obtiene una grasa muy saturada, sabrosa y llena de ácido linoléico conjugado (CLA), cuando proviene de un animal alimentado al pastoreo orgánico. Se cree que el CLA (ácido linoleico conjugado) tiene fuertes propiedades anticancerígenas. Puedes ver mi artículo sobre la mantequilla en la dieta paleo o sobre cómo elaborar en casa el ghee o mantequilla clarificada.

Para las personas que son sensibles a los productos lácteos es mejor el ghee, o mantequilla clarificada. Esta no debe causar ningún problema porque todos los componentes de la leche se han eliminado previamente durante su proceso de elaboración.

Hasta aquí el resumen de grasas paleo que puedes consumir. Aunque, por supuesto, hay otras fuentes de grasas paleo como huevos, nueces y mantecas de frutos secos. Lo único es que normalmente tengo cuidado con los frutos secos y su manteca, porque la mayoría de los frutos secos son muy altos en Omega-6, lo que podría desencadenar inflamación y otros problemas digestivos. Pruébalo, e investiga qué es lo que te hace sentir mejor. Y sobretodo ¡compártelo con nosotros!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

Pienso q necesito mucha información y aclaraciones.
Una ayuda por favor que estoy perdido.
Ayer fui a un nutricionista hortomolecular y me dijo que estaba muy bien pero que tenía que cambiar mis hábitos, nada de cereales con lo que me gusta el pan campero y la avena y nada de lácteos con lo que me gustan los yogures griegos y que cambiara de deporte, hago running y dice que a la larga es malo también, o sea, estoy bien y enérgico que me encuentro en mi segunda juventud, 45 años, y me dice esto.
Que me haga un dieto -paleo.
Preguntas: que no entiendo.
Más o menos hago una vida equilibrada, os pongo un día normal mío,
Me levanto, un vaso de agua con limón
Desayuno, café solo con miel y pan integral con aceite.
Media mañana, cacahuetes o nueces.
Almuerzo, arroz o pasta o guiso.
Merienda, cómo voy a correr 1 hora con varios ritmos, me hago, plátano y avena y batata.
Cena, ensalada de verduras, maiz, atun, queso fresco.
Y a dormir.
Yo creí que lo realmente malo era la carne (dietas vegetarianas que creía que eran las verdaderas), y comía poca carne.
Y digo yo si me encuentro bien, con los hábitos que tengo, cómo tengo que dejarlos todos?
Que alimentos puedo comer para aguantar una maratón a ritmos fuertes?
Gracias

Responder

para que tu dieta sea PALEO,FUERA DE LA DIETA. : LACTEOS, TRIGO, GRANOS, CEREALES, SOYA, MANI, el EL EXCESO DE FRUTAS Y AVENA.
Puedes fabricar tus panes con harina de almendras, paques harina de coco. LA DIETA PALEO es muy parecida a la dieta cetogenica, pero sin añadir alimentos procesados.
empiez a a buscar mas sobre la cetosis nutricional, muchos deportistas de elite se han cambiado de alimentacion pontenciando al maximo sus atributos fisicos consumiendo GRASA + PROTEINAS + VERDURAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS, ocurriendo la cetosis, que es cuando tu cuerpo utiliza tu grasa como enegía o usa tus alimentos con ese propisito. investiga y verás :)
villalobos fit es una youtuber muy clara y experta en eso

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies