La dieta paleo y sus beneficios

Beneficios de la dieta Paleo

Primero que nada, me gustaría empezar este post prestando mayor atención a eso de “dieta“.
En realidad la Paleo no es una dieta, no es estar a régimen para perder peso, ni pasar hambre. No es la dieta de la alcachofa, ni del cucurucho. Muchos ya habréis visto que es un estilo de vida totalmente, que te induce a vivir en salud y en armonía con tu entorno, tu organismo y con unos hábitos más saludables.

Este post vendrá muy bien para aquellas personas que se estén iniciando, o que todavía no conozcan muy bien los beneficios que se obtienen con esta forma de alimentación. A los que ya vivís Paleo, os servirá para recordar los fundamentos básicos de cómo continuar con una alimentación más acorde con lo que somos.

Principales beneficios de la dieta Paleolítica

– Consigues tener tu peso ideal
– Evitas enfermedades autoinmunes
– Ganas fuerza y vitalidad
– La piel se recompone y se vuelve más sana y tersa
– Mejoras el estado anímico
– Ayuda a mantener tu cascada hormonal sana
– Aumentan tus prestaciones deportivas
– Ganas energía
– Aumenta tu líbido
– Aumenta tu sistema inmunitario
– Mejoras en alergias
– Controlas y previenes la diabetes
– Elimina el acné
– Evitamos la inflamación
y un largo etc.

Muchos ya habréis leído/escuchado que la Paleodieta intenta simular a la forma de alimentación que tenía el ser humano en el Paleolítico. Esto quiere decir que no ingerían nada de cereales, legumbres, alimentos procesados o azúcares refinados. Nada de bollería obviamente, ni quesos o lácteos.

Durante miles de millones de años, nuestros genes y nuestro propio cuerpo se han adaptado a una forma de alimentación en la que por suerte o por desgracia no hay cabida para que los cereales nos sienten bien. Incluso si no somos celíacos. Hay mucha información al respecto, y os recomiendo un libro que merece la pena leer (está en inglés) titulado Dangerous Grains: Why Gluten Cereal Grains May Be Hazardous To Your Health (Cereales peligrosos: ¿Por qué el gluten de los granos de cereales pueden ser peligrosos para tu salud).

Partiendo de esta base, si descartamos los cereales estaremos ganando en salud y en vida además de eliminarnos grasa de encima.
Pero seguramente os estaréis preguntando que cómo es posible que los cereales sean tan malos cuando los médicos y nutricionistas están totalmente de acuerdo en que son fundamentales en nuestra dieta. ¡Son hidratos de carbono sanos! ¿no?. Pues esta visión es errónea. Es cierto que funcionan como quelantes (eliminación de metales pesados), y que contienen fibra, pero la verdura y la fruta en comparación aportan muchísimos más nutrientes y no interfieren en nuestra salud de forma negativa como lo hace el gluten (os recomiendo que hagáis clic en el enlace si queréis saber qué es el gluten y dónde se encuentra).

Así que como principal beneficio, mencionaría la prevención de enfermedades autoinmunes, y el conseguir eliminar esa grasa abdominal tan dañina, además de poco estética claro.

Alimentos permitidos en la dieta Paleo

Y entonces ¿qué comían los paleolíticos?
Aquí tenéis un listado de los alimentos que entran dentro de la paleodieta. Veréis que hay muchas verduras, frutas, vegetales en general así como carnes y pescados o mariscos, tubérculos, raíces o semillas. Es muy completo.

Ya de paso, aprovecho este punto para comentar algo que considero importante; me gustaría quitar esa obsesión de algunas personas que suelen comentar cosas como: “– Pero eso no es paleo…”, “– Si está en un bote no es paleo…”, “– Tomar proteínas en polvo no es paleo“, “– Tomar suplementación no es paleo“, y un largo etcétera de “no es paleo“.

Si vemos un alimento que esté envasado no significa que sus ingredientes no sean aptos para nuestro consumo. Simplemente hay que fijarse en las etiquetas. Evitar conservantes y colorantes artificiales, sulfitos, nitritos, azúcares añadidos, lactosa y derivados, aceites de girasol, soja, etc. ya que, señores, HOY EN DÍA NADA ES PALEO. Ni aunque tengas tu propio huerto, apartado del mundo donde no tengas ninguna parcela cerca en la cual fumiguen con pesticidas y no se te cuelen y filtren esos productos químicos. Ni si quiera aunque tengas tus propios animales y les des de comer al pasto desde que nacen hasta que mueren. Esto no es PALEO real si nos vamos a poner exigentes.
Lo que esta claro es que son privilegiados que seguramente viven ajenos a todos nosotros, felices, y sanos. Pero mirad a vuestro alrededor… ¿qué tiene de Paleo? Simplemente es un nombre, una denominación, que PRETENDE acercarse lo máximo posible a una alimentación que nos mantenga en salud. Podía haberse llamado de otra forma, pero esto es lo que más se asemeja.

Generalmente la mayoría de nosotros somos urbanitas (algunos menos/más que otros), y también la mayoría compramos en el supermercado, no salimos a cazar nuestras presas. Vivimos bajo un horario impuesto, no nos levantamos a la hora que nos indica el cuerpo, sino a la hora a la que tenemos que ir a trabajar… ya si partimos de esa base hay muchos otros hábitos y/o costumbres, o  como queramos llamar, que interrumpen y degradan nuestra salud día a día, al menos intentemos que nuestra alimentación sea mejor que todo esto impuesto por horarios.

Tened en mente el concepto de paleodieta como una alimentación SANA, que te ayuda a estar en tu peso ideal y que evita enfermedades crónicas, autoinmunes, alergias y un largo etcétera.

 Paleodieta y deporte

¿En qué nos beneficia a los que practican algún tipo de deporte o a los que entrenamos?
¡En un sinfín de cosas! Ya visteis la tabla anteriormente citada, con los principales beneficios.
Ya tan solo con evitar la inflamación estamos ayudando a prevenir y recuperar lesiones. Ganamos en energía y simplemente hay que saber cómo emplear esta alimentación de una forma estrategica. En este otro post podéis leer las bases para la alimentación de deportistas en la paleodieta, donde veréis una idea general.
El simple hecho de eliminar los lácteos, legumbres y cereales hace que la grasa abdominal se reduzca considerablemente y que tu salud aumente.

Lo que es cierto es que dependiendo de tu prestación deportiva, necesitarás nutrirte más y/o mejor. Para ello podemos hacer uso de la suplementación responsable. Aquí también hay que leer muy bien las etiquetas.

Yo utilizo suplementación porque ciertamente los nutrientes de los que disponen hoy en día los alimentos no son ni por asomo los mismos. Las carnes no contienen tanta cantidad de CLA, ni una buena relación de ratio de omega3-omega6, no nos abastecemos de suficientes vitaminas como la D por ejemplo, al estar más “encerrados” en la oficina, el trabajo etc, con lo  cual me parece una buena opción optar por la suplementación deportiva. Pero no cualquiera… ya hablaremos en otro post sobre ello.

¿De verdad se puede estar sin lácteos, ni cereales ni legumbres y vivir sanos?

Este post no pretende entrar en detalles científicos, ni tampoco pretende hablar de estudios relacionados (en el blog podéis encontrar en la sección de monográficos, nutrición, o noticias publicaciones relacionadas con ello) así que si queréis indagar mucho más en ello la lectura es imprescindible, por ello os recomiendo un pequeño listado.

Los básicos; Libros sobre la dieta Paleo que recomiendo leer para saber más.

En español:
– Paleovida, de Carlos Pérez
– La dieta Paleo, de Robb Wolf
– La dieta Paleolítica, de Loren Cordain
– Paleodieta para deportistas, de Loren Cordain (aunque este tiene algunos conceptos algo obsoletos pero está muy bien como base)
– Cerebro de pan, de David Perlmutter

En inglés:
– Dangerous grains, de James Braly M.D., Ron Hoggan M.A y Jonathan Wright
– The Primal Blue Print, de Mark Sisson.

 En resumen, ¿en qué beneficia seguir una alimentación paleo?

Puedo contaros mi experiencia y la de muchas otras personas que han tenido mejorías increíbles, pero os contaré la mía, vivida en primera persona donde sin duda alguna me benefica en ser selectiva, en evitar una alimentación procesada al 100% incluso con alimentos fuera de temporada, productos refinados, sabores artificiales, aromas, potenciadores de sabor y conservantes químicos junto con cereales, todos esos productos que nuestro organismo advierte como agresores por no identificar lo que introducimos en nuestro cuerpo.

Me beneficia en un estilo de vida natural, donde premia la calidad de mi alimentación y se traduce en salud y bienestar físico y mental.

Me beneficia en mantenerme activa, más ágil de mente y de cuerpo.

Muchas veces he tenido “charlas” donde he tenido que explicar lo que como y cómo vivo a mis familiares y a amigos, pero esto solo fue al principio. Una vez que ya han visto los resultados, incluso me preguntan curiosos y se interesan por formar parte de ello.

Puede que para muchos resulte un sacrificio, pero  a mi me compensa.
Estoy mejor que cuando tomaba lácteos, que cuando comía cereales, que cuando vivía rodeada de azúcares… Y solo eso me compensa todo.

Ten en cuenta que:

– Gano masa muscular
– Pierdo grasa
– No estoy hinchada
– Soy capaz de levantarme a las 6.30 am para ir a entrenar antes de entrar al trabajo
– Duermo a pierna suelta
– Mi piel luce infinitamente mejor
– Estoy ágil
– Estoy alerta
– Estoy activa
– Vivo positivamente

No sé a vosotros, ¡pero a mi esto es lo que me da la vida! Soy dueña de todo ello y puedo decir con tranquilidad que la comida no me controla a mi, soy yo quien la controlo a ella y de una forma natural y positiva. Puedo vivir perfectamente sin pan, sin leche, sin ponerle azúcar al café, y me siento totalmente libre por ello. Desencadenada de los azúcares y SANA.

Nadie dijo que fuese facil al principio. Todo depende del grado de compromiso que queráis darle y de cuáles sean vuestros objetivos.
Ya sea por salud o por estética, iniciarse en este estilo de vida es una buena opción. Por todos los beneficios que obtienes, merece la pena, créeme.

Aliméntate bien, duerme, descansa, actívate, muévete y sal a la naturaleza. Comparte todo esto con tus seres queridos y tendrás una vida plena.

Lo de PALEO es solo un nombre… Haz de ello una experiencia y un estilo de vida que te ayude a estar mejor contigo mismo y con tu propio entorno dentro de tus posibilidades.

¡Un abrazo de mamut a todos!

[vivafbcomment]

7 comentarios

  1. Isma

    GRANDE TERESA
    como siempre gracias por los consejos y los post. No conocia alguno de los libros que mencionas asi que espero ampliar biblioteca pronto. Saludos fuertes

  2. Pingback: Qué es "Cheat Meal", cómo y cuándo hacerlo | Paleosystem

  3. Isabel

    Hola, soy Isa y quería comentar mi caso. Desde hace unos años venía resfriandome demasiadas veces, siempre estaba hinchada y mi rinitis ( que sufro desde los 12 años) cada vez estaba peor. Pero no fue hasta que tuve a mi primer hijo que empezaron a pasar cosas muy raras en mi cuerpo: pequeños episodios de asma, diarreas inexplicables, intolerancia al gluten temporal…y hasta un dia me dio una reacción alérgica cutánea a los cacahuetes…
    Como ya se deduce, introduje estos síntomas, y más, en el buscador de google et voilà! La paleodieta.
    Aún no llevo ni una semana con ella, y cuando hoy recorrió mi cabeza un calambre típico de la rinitis por primera vez en días, pensé: “Madre mía! Como podía aguantar yo esto todos los días, 20 veces?!”
    Si esto va a mejor, no tengo mas que agradecer y difundir, es increíble como nos estamos intoxicando cada día sin saberlo.

  4. Joaquín

    Hola Teresa gracias por tus comentarios. Actualmente engo algún problema de salud. Tiroiditis autoinmune y alguna cosa más. Podrías mis ponernos en contacto. Quisiera preguntarte algo sobre la paleo alimentación y algunas patologías. Gracias por todo.

  5. Leticia

    Hola!

    Y que pasa con los cereales que no tienen gluten como el arroz integral orgánico, o el mijo, el trigo sarraceno, etc?

    Gracias,

  6. Rafa

    Hola buenas, podrías poner los estudios científicos en que te basas para atribuir tantas bondades a la paleodieta? es que los he buscado pero no he encintrado en ninguna base de datos seria nada de lo que has puesto.
    Gracias y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR